Llegó la hora del reciclaje

Establecen puntos de recepción para productos tóxicos, electrónicos, etc.
Llegó la hora del reciclaje
Si desea deshacerse de aparatos electrónicos, medicamentos, líquidos solventes, productos de limpieza e inflamables, puede hacerlo en un horario establecido para esta primavera.
Foto: ARCHIVO

NUEVA YORK — Con el inicio de la primavera llegó la hora de contribuir con el medio ambiente. Y la mejor manera de aportar un granito de arena es participar en la compaña anual de recolección de desechos tóxicos.

Los neoyorquinos podrán deshacerse de aparatos electrónicos, medicamentos, líquidos solventes, productos inflamables y artículos de limpieza para el hogar, mientras protegen al planeta.

A través de la compaña “NYC SAFE”, el Departamento de Sanidad de la ciudad de Nueva York (DOE), ha dispuesto varios puntos de recepción de residuos con el objetivo de desechar adecuadamente productos potencialmente peligrosos, tanto para la salud como para el medio ambiente.

Con el fin de que toda la población colabore con esta campaña ambiental, el DOE está enviando por correo folletos con información detallada del evento, que tendrá lugar en los cinco condados, a partir del 30 de marzo y hasta finales del mes de abril.

En los centros de recolección se podrán depositar todo tipo de electrodomésticos como computadoras, televisores, faxes, fotocopiadoras, celulares, DVD, VCR, DVR, monitores, microondas, impresoras, tabletas, consolas de videojuegos, teclados, escáner, mp3 y cables de señal satelital, entre otros.

Otros artículos que serán aceptados son los productos con etiquetas que indican advertencia, peligro, precaución y otros materiales almacenados en el hogar que usted considere pueden ser perjudiciales.

Asimismo, baterías de automóviles, anticongelante, aceite para motores, filtros de aceite, amoniaco, blanqueador, acetona, lámparas fluorescentes, gasolina, pintura de látex y aceite, pesticidas, detectores de humo, baterías, baterías recargables, pegamentos, aguarrás, etc.

Durante la actividad no se recibirán los desperdicios procedentes de negocios e instituciones. Los participantes deberán presentar una prueba de residencia en la ciudad de Nueva York.