Miami y San Antonio por la mejor marca

Miami y San Antonio por  la mejor marca
El astro LeBron James celebra una de las tantas victorias durante la racha de 27 triunfos al hilo del Heat de Miami en esta temporada.
Foto: ap

Nueva York/ap — La racha de 27 triunfos quedó en el pasado y el mejor récord en la Conferencia del Este está en el bolsillo. Ahora sólo resta una meta para el Heat de Miami en la temporada regular de la NBA.

Conseguir la mejor marca en la liga.

Y Miami podría dar un paso gigante para conseguirlo cuando visite a San Antonio hoy por la noche.

El Heat (57-15) tiene ventaja de dos juegos sobre los Spurs (55-17). Un triunfo le daría a Miami una diferencia real de cuatro encuentros con nueve por jugar, ya que el equipo de LeBron James es dueño de la ficha de desempate ante San Antonio.

Si el Heat pierde, la lucha por la ventaja de cancha local en todos los playoffs podría extenderse hasta la recta final.

“Siempre es bueno jugar contra los mejores”, comentó James. “Será una oportunidad para nosotros. Sólo queremos mejorar. El partido de hoy no define nuestra temporada o lo que hagamos después, sólo queremos seguir avanzando y seguir mejorando el resto de la temporada”.

Miami ha ganado 28 de sus 29 últimos partidos, tras aplastar el viernes a Nueva Orleáns luego que Chicago detuvo su racha de 27 triunfos el miércoles.

Pero San Antonio ha ganado 28 de sus 30 últimos encuentros como local, y para la mayoría de los integrantes del Heat, el feudo de los Spurs es casi infranqueable.

Dwyane Wade tiene marca de 1-4 en San Antonio, Chris Bosh ha ganado apenas uno de sus ocho encuentros allí y James sólo festejó tres de sus 10 visitas.

“Obviamente, se trata de un equipo muy, muy, muy bueno”, comentó Wade. “Es un lugar muy difícil para jugar, así que creo que será muy importante nuestra mentalidad y cómo abordemos el partido. Uno sólo trata de hacer lo mejor posible, como lo hacemos cada noche, y trataremos de conseguir un triunfo a domicilio. No será fácil, pero también lo disfrutamos”.

El único otro duelo entre estos equipos esta temporada fue el 29 de noviembre en Miami, un partido inusual en el que el entrenador de los Spurs, Gregg Popovich, decidió darle descanso a sus mejores jugadores al final de una larga gira. Antes del encuentro, el timonel envió a San Antonio a Tim Duncan, Manu Ginóbili, Tony Parker y Danny Green.

Con una alineación con jugadores como Patty Mills, Nando De Colo y Matt Bonner, los Spurs casi vencieron al Heat, llegando a tener cinco puntos de ventaja cuando restaban unos dos minutos, antes de perder 105-100.

Ginóbili jugó menos de tres minutos el viernes en el triunfo sobre los Clippers por una molestia en la corva, y Popovich indicó que el argentino probablemente no esté recuperado para enfrentar al Heat.

“No creo que pueda jugar”, comentó el entrenador.

Los Spurs han ganado seis de sus siete últimos compromisos. Sólo una de esas seis victorias fue por dobles dígitos, un triunfo por 11 puntos sobre Golden State.

“Son grandes retos, es una buena preparación para los playoffs”, dijo Parker.

Knicks a seguir sumando

En otro interesante duelo dominical, los Knicks reciben esta noche en el Madison Square Garden (7:30 p.m.) a los Celtics de Boston.

Los neoyorquinos, irónicamente, son dueños ahora de la mejor racha de la liga, tras la caída de Miami. Suman siete triunfos al hilo y buscarán su octava para seguir asegurando el título de la división del Atlántico.

El reserva de los Knicks, J.R. Smith, se convirtió en el triunfo ante Bobcats 111-102, en el primer jugador en sumar 30 puntos o más de forma consecutiva saltando desde la banca. El último fue Ricky Pierce en 1990.