Padres de afectados por “stop and frisk” critican al NYPD

Durante el juicio en Manhattan calificaron la práctica de la Policía como un acto de discriminación, violencia y abuso
Padres de afectados por “stop and frisk” critican al NYPD
Margarita Rosario, madre de Anthony Rosario, y un grupo de madres cuyos hijos murieron por agentes , se unieron para denunciar la práctica de "parar y revisar".
Foto: EDLPZaira Córtes

Nueva York — Padres de jóvenes asesinados a manos de policías se pronunciaron enérgicamente en contra del “Stop and Frisk”, política que calificaron como un acto de discriminación, violencia y abuso.

Frente al edificio de la corte federal Daniel Patrick Moynihan, activistas y funcionarios electos expresaron su apoyo al histórico pleito Floyd contra la Ciudad de Nueva York, que inició el 18 de marzo. La demanda colectiva, que incluye una coalición de organizaciones comunitarias, alega que la práctica de “parar y revisar” es anticonstitucional por aplicarse bajo el perfil racial.

Margarita Rosario, madre de Anthony Rosario, que en 1995 murió baleado por oficiales de policía, apuntó que el “Stop and Frisk” justifica el exceso de fuerza y el abuso policial en vecindarios latinos.

“Madres de muchachos muertos por la policía estamos unidas por las lágrimas”, expresó Rosario, acompañada de otros padres que portaban fotografías de sus hijos asesinados. “El NYPD está matando a nuestros hijos. El ‘Stop and Frisk’ es una práctica peligrosa y debe detenerse ahora”, sentenció Rosario.

La mujer indicó que a 18 años de la muerte de su hijo, continúa firme en su reclamo de justicia a pesar de que desde entonces su vida es una pesadilla.

“Es terrible despertar cada día sin mi hijo. En su memoria lucho a lado de otras madres con vidas destrozadas por policías, nuestras voces no callarán ja más”.

Valerie Bell, madre de Sean Bell, y Nicholas Heyward, padre de Nicholas Heyward Jr., también se unieron en la demanda por el alto de “Stop and Frisk”. Con pancartas con frase como “Ser latino no es un crimen”, activistas destacaron que hispanos y afroamericanos son víctimas de la uniformada.

En la protesta se anunció el evento “Madres llorando por Justicia”, que se realizará el 10 de mayo frente a One Police Plaza.