Manuscrito de ‘Poeta en Nueva York’ regresa a ciudad que lo vio nacer

Manuscrito de ‘Poeta en Nueva York’ regresa a ciudad  que lo vio nacer
Uno de los dibujos del poeta que aparecen en el libro.
Foto: fotos archivo

Nueva York — Poblado de tachones, anotaciones y borrones, el manuscrito original de “Poeta en Nueva York” se muestra por primera vez en la Biblioteca Pública de la ciudad que inspiró a Federico García Lorca para escribirlo, después de un largo viaje en el que se llegó a dar por perdido.

“Tiene sentido porque el libro salió de aquí, ha tenido esa historia tan larga y complicada (…) y me alegra que se enseñe por primera vez al público en Nueva York”, explicó la sobrina del poeta, Laura García Lorca, presidenta de la Fundación que busca preservar y promover la obra del granadino.

En julio de 1936, después de varios años meditando sobre el título, el contenido y la estructura del poemario, Lorca decidió llevar los originales a la editorial de su amigo José Bergamín, pero, como éste no se encontraba en su despacho, los dejó en su escritorio junto a una nota en la que decía: “volveré mañana”.

“Es un papelillo pero resulta que encierra una tragedia personal y general de España, porque en lugar de volver mañana a completar tranquilamente su manuscrito, se volvió a Granada, estalló el golpe de Estado y lo mataron”, dijo también uno de los dos comisarios de la exposición, Andrés Soria Olmedo.

El catedrático explica así el nombre de la muestra, “Back Tomorrow” (“volveré mañana”, en español), que supone el regreso del manuscrito a su ciudad natal más de ocho décadas después de su creación, cuando el poeta estudiaba en la Universidad de Columbia entre 1929 y 1930.

La vuelta no ha sido fácil. Bergamín se llevó consigo el manuscrito a su exilio en México y después estuvo en paradero desconocido más de medio siglo, hasta que apareció en 1999 en manos de Manola Saavedra, una actriz mexicana que recibió el documento de una viuda rica que había sido amiga del editor.

En 2003, la Fundación Federico García Lorca adquirió el documento en una subasta de Christie’s en Londres y por fin ahora, 10 años después, se muestra al público en la famosa Biblioteca Pública de Nueva York en la Quinta Avenida, donde permanecerá hasta el próximo 20 de julio.

En la exposición se pueden ver poemas escritos a mano, muchos de ellos a lápiz y llenos de anotaciones y correcciones, como “El rey de Harlem” o “Paisaje de la multitud que vomita”, en los que queda patente la protesta del poeta contra el racismo o el consumismo exacerbado.

“Es un libro que ha tenido una especial influencia en este país, creo que más que en otros lugares. Varias generaciones de poetas y novelistas americanos se sienten muy influidos e interesados por el contenido de este libro, que sin duda sigue absolutamente vigente con los temas que trata de sexo, religión, raza (…)”, añadió la sobrina del poeta.

La exposición, la primera de la Biblioteca Pública de Nueva York sobre Lorca, acompaña esos poemas con decenas de dibujos que el poeta fue realizando a la par que el poemario, así como de algunos de sus objetos personales, como su pasaporte, su guitarra o su carné de la biblioteca de Columbia.

Entre esos dibujos, que no se exhibían en Estados Unidos desde hace más de una década, se encuentra “Bailarina española”, realizado a lápiz y en el que se pueden leer las palabras “Alte”, “Puro” y “Mielda”, el desgarrador “Joven y pirámides” o “Animal fabuloso dirigiéndose a una casa.”

La exposición es el pistoletazo de salida para el festival “Lorca In New York: A Celebration”, que inundará Nueva York.