Peña Nieto: gobierno abierto al diálogo

Peña Nieto: gobierno abierto al diálogo
La Policía Federal de México (PF) desaloja a los maestros que bloqueaban la autopista que lleva de la capital del país desde el centro turístico de Acapulco.
Foto: EFE

Boao/EFE — El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, aseguró ayer que su Gobierno está abierto “al diálogo y a escuchar posiciones divergentes” respecto a la reforma educativa, pero afirmó que “la ley no se negocia” y que “lo aprobado para mejorar la calidad de la educación no tiene marcha atrás”.

En una rueda de prensa durante el Foro de Boao (sur de China) en el que participa como ponente, Peña Nieto subrayó que “está dispuesto al diálogo en la reforma, donde podría haber algunas dudas o desinformación”, pero insistió en que “una norma que ha aprobado el Constituyente permanente no se negocia” y recalcó la necesidad de cambios en el sistema educativo.

“México necesita dar pasos hacia su transformación en el ámbito educativo y otros ámbitos y puede entenderse que existan resistencias, pero también debe haber una conciencia colectiva de todos y asumir un compromiso para que podamos alentar el cambio para bien”, señaló.

“De lo contrario, estaremos manteniéndonos en la pasividad y en la inercia, que por sí solas no van a llevarnos a mejores condiciones”, declaró Peña Nieto, quien aprovechando su viaje a Extremo Oriente puso como ejemplo de desarrollo a esa región.

Según el mandatario mexicano, “Asia ha tenido un importante desarrollo en los últimos años (…) y nos hacemos la pregunta de por qué México no puede también”.

El dirigente mexicano, hizo estas declaraciones tras las protestas que esta semana han protagonizado miles de maestros mexicanos pidiendo la derogación de la reforma educativa promulgada en febrero pasado.

?>