Varias reformas amenazan libertad de prensa

Tegucigalpa — La propuesta de reforma de ley de Telecomunicaciones, que promueve el presidente de Honduras, Porfirio Lobo, ha desatado la polémica en el país centroamericano, donde algunos analistas creen que la libertad de prensa y de expresión queda amenazada.

Los sectores más críticos consideran que el mandatario pretende atentar contra la libertad de expresión y de prensa, recriminación que ha rechazado en varias ocasiones el propio Lobo, quien en los últimos meses ha tenido confrontaciones con algunos medios locales de prensa.

“Con este proyecto se pretende aumentar y concentrar el poder de control y censura previa, así como darle más atribuciones al presidente en materia que no son de su competencia”, subrayó el Comisionado de los Derechos Humanos, Ramón Custodio.

En este sentido, el responsable subrayó que en su opinión la propuesta de reforma “atenta contra la libertad de prensa y la libertad de expresión” en Honduras.

La ley, que es calificada por algunos medios locales de prensa como una “ley mordaza”, establecería la regulación de la emisión de frecuencias, bajo la justificación de democratizar el espectro radioeléctrico, y daría autoridad a la estatal Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL) para que pueda quitar licencias de radio y televisión otorgadas.

Según el Ombudsman, la iniciativa, que han comenzado a discutir los diputados, violenta unos 14 artículos de la Constitución y establece censura previa, regulaciones y sanciones a la libertad de expresión y de prensa.

“Querer darle mayor nivel de atribuciones al presidente (Lobo) es un control del Estado, propio de un estado totalitario”, enfatizó Custodio.

Lobo reiteró el pasado viernes que la propuesta “no coarta la libertad de expresión” en Honduras, aunque advirtió que si el Parlamento no la aprueba la llevará a referendo en los comicios de noviembre próximo.

En Honduras, según cifras de la Conatel, hay más de 650 radios de frecuencia modulada (FM), 281 de amplitud modelada (AM) y cerca de 300 canales de televisión.