Falsa enferma de cáncer en NY engañó hasta a la abuelita

Brittany Ozarowsksi, que utilizaba el dinero para heroína, se declaró inocente
Falsa enferma de cáncer en NY engañó hasta a la abuelita
Brittany Ozarowsksi fue acusada de 24 cargos, incluyendo el de robo a gran escala, falsificación, fraude y hurto.
Foto: Suministrada

Nueva York, 11 abr – Una joven de 21 años se declaró inocente ante un tribunal de Long Island, Nueva York, tras ser acusada de fraude por obtener miles de dólares para cubrir el tratamiento de un cáncer que se inventó a fin de conseguir dinero para su adicción a las drogas, informó este jueves a Efe la fiscalía.

Hace dos años la acusada, Brittany Ozarowsksi, empezó a recaudar dinero entre sus familiares, amigos y desconocidos después de inventarse un diagnóstico de cáncer en los ovarios, estómago, huesos y cerebro y pedir ayuda para financiar sus gastos médicos.

La joven, de 21 años y con problemas de adicción a la heroína, inventó esta historia para conseguir dinero con el cual comprar droga.

“No había ni quimioterapia, ni cáncer, ni radiación. Lo único que hubo fue heroína y más heroína“, dijo el fiscal del condado de Suffolk, Thomas Spota, según citan algunos medios locales.

Por ello, la joven fue acusada de 24 cargos, incluyendo el de robo a gran escala, falsificación, fraude y hurto.

Para recaudar el dinero, creó una página web, organizó varias actividades como un baile benéfico e incluso colocó varios tarros con su foto en una silla de ruedas en diferentes empresas, donde iba periódicamente a recoger los donativos.

“Ninguna donación es demasiado grande ni demasiado pequeña, cualquier cosa me sería de gran ayuda. Si de alguna manera nos puedes donar algo o ayudar con la recaudación de fondos, lo agradeceríamos mucho tanto mi familia como yo”, se puede leer en la página web que lleva el nombre de la joven, donde ella misma explica su situación.

Tampoco su familia escapó al fraude tramado por Ozarowski, pues su abuela vendió su casa hace unos meses para dar a su nieta $100,000 para cubrir los supuestos tratamientos médicos que recibía.

También su padre destinó $25,000 de sus ahorros para su jubilación a la causa de su hija.

Según fuentes de la fiscalía, el juez fijó una fianza de $75,000, pero la acusada no pagó dicha cantidad, por lo que se encuentra detenida en la cárcel del condado.