Inmigrantes temen quedar fuera de reforma

Inmigrantes temen quedar fuera de reforma
Mientras la comunidad indocumentada está a la espera de que una reforma migratoria los cobije, se especula que no será así para recién llegados.
Foto: archivo

Nueva York – Varios inmigrantes temen ser excluidos de una eventual reforma migratoria, luego de que un proyecto bipartidista prohibirá solicitar la residencia legal a todo aquel que llegó después del 31 de diciembre de 2011.

Además, el proyecto que será presentada en el Senado federal en breve, obligaría a los solicitantes a demostrar su estancia en el país antes de esta fecha. Otros de los requisitos serían no tener antecedentes penales y haber trabajado de forma continua o si disponen de estabilidad financiera, lo que garantizaría que no crecerá la necesidad de asistencia pública.

“Yo vine a Nueva York en 1996 y me fui al Ecuador en 2010. Regresé a la ciudad en febrero pasado y me preocupa no calificar para una residencia legal”, dijo Mario Tomalá, de 45 años y trabajador de un restaurante en El Bronx. “Qué va a pasar con todo ese tiempo que trabajé que no me lo tomen en cuenta”.

Tomalá explicó que volvió a su país para pasar tiempo con sus tres hijos y su madre enferma, pero ante la mala si tuación económica, decidió regresar a la Gran Manzana.

“Si esta reforma se hubiera dado antes, yo no hubiera tenido que cruzar la frontera y arriesgar mi vida”, indicó.

El mexicano Abraham Flores, de 37 años y residente de East Harlem, comentó que algunos de sus parientes no calificarían bajo el proyecto bipartidista del “grupo de los ocho”.

“Estamos a la espera de que un familiar cruce la frontera, pero los requisitos que se van a plantear en el Senado nos desaniman. Muchos inmigrantes van a quedarse fuera”, dijo Flores. “Yo pensé que se iba a tratar de una reforma más justa”.

Fidel Gutiérrez, buhonero en la calle 116 y Tercera Avenida, teme que varias multas y un arresto por vender en la calle sin licencia lo excluyan de una reforma migratoria.

“No soy un criminal…he trabajado muy duro y merezco los papeles, pero sólo Dios sabe”, opinó.