Pruebas pueden afectar a estudiantes hispanos

Pruebas pueden afectar a estudiantes hispanos
La Canciller de la Junta Estatal de Regentes Merryl H. Tisch y el Comisionado Estatal de Educación Dr. John King, en una reunión editorial con El Diario.
Foto: EDLP

Nueva York — Miles de estudiantes de todo el estado de Nueva York se enfrentarán a partir de esta semana a unos nuevos exámenes que cambian la manera de evaluar sus conocimientos, y que podrían poner más barreras para estudiantes hispanos que aún están aprendiendo inglés, según organizaciones de familias latinas.

Los alumnos de entre los grados 3 y 8 tomarán primero las pruebas de lenguaje en inglés entre el 16 y 18 de abril. La semana siguiente tomarán los de matemáticas.

Estos exámenes buscan evaluar como se están adaptando los estudiantes a los nuevos estándares de enseñanza “Common Core”, que han sido adoptados en Nueva York y en la mayoría de los estados del país.

Los estándares “Common Core” tienen el objetivo de asegurarse de que los estudiantes que se gradúan en la escuela están realmente preparados para la universidad y para su carrera profesional.

Las organizaciones de familias hispanas muestran sin embargo su preocupación por los efectos que van a tener los nuevas pruebas y el nuevo programa de educación sobre los estudiantes inmigrantes que aún continúan aprendiendo inglés.

“Cuando se desarrollaron los estándares ‘Common Core’, no se pensó en los alumnos que aún están en proceso de dominar el inglés, y eso hay que corregirlo”, dijo Vanessa Ramos, directora de política para el Comité para los Niños y las Familias Hispanas (CHCF, por su siglas en inglés). “No se les puede poner una barrera más con todas las barreras que aún tienen que superar”.

El Departamento de Educación Estatal defiende que es necesario subir el nivel de exigencia para preparar de manera adecuada a los estudiantes para la universidad.

“La exigencia será mayor, pero por primera vez nos ofrecerán un panorama preciso de lo preparados que están los alumnos en su camino al éxito en la universidad y en sus carreras”, dijo el Comisionado Estatal de Educación, Dr. John King, en una reunión editorial con El Diario-La Prensa.

Los responsables de la educación estatal quieren con ello corregir la incapacidad que dicen están mostrando las escuelas públicas para producir graduados que estén verdaderamente preparados para la vida universitaria y profesional.

“La realidad es que sólo entre el 35-40% de los alumnos salen de la escuela realmente preparados para la universidad, y eso es preocupante”, reveló la Canciller de la Junta Estatal de Regentes, Merryl H. Tisch. “Muchos de ellos tienen que ir luego a clases remediales y algunos incluso se ven obligados a dejar directamente la universidad porque no pueden con ella”.

Tanto King como Tisch avisan a los padres y al público en general que se espera que las notas globales de los exámenes en las escuelas serán peores que en los años anteriores, dado que aún se están ajustando a los nuevos estándares “Common Core”.

Piden por ello que está primera ronda de notas no sea interpretada como una caída en el nivel de la enseñanza o del aprendizaje, sino como indicadores de cómo están de preparados los estudiantes en su camino a la universidad.

El nuevo sistema de exámenes está siendo también criticado por los sindicatos de profesores del estado por haber sido implementado sin que las escuelas, los profesores y los alumnos estén realmente preparados.

“Aunque apoyamos el potencial de los nuevos estándares de enseñanza Common Core… dos tercios de los profesores nos han dicho que los estudiantes no tenían aún libros de texto y materiales en consonancia con el nuevo sistema”, declaró Richard Iannuzzi, presidente de New York State United Teachers (NYSUT). “Muchos nos dicen que los alumnos serán examinados de cosas que no les han podido enseñar”.

Alrededor de la web