Feroces… los Pumas

Auriazules vencen a Tigres y les rompen su invicto de 13 juegos
Feroces… los Pumas
Martín Bravo grita a todo pulmón tras marcarle a los Tigres un golazo de media tijera y empatar el partido para Pumas ayer en CU.
Foto: MEXSPORT

MÉXICO, D.F.— Los Pumas pusieron fin ayer a la condición de invicto de los Tigres y a su racha de seis triunfos en fila de los regios como visitantes.

Con un autogol de Hugo Ayala y un golazo de Martín Bravo, los de la UNAM vencieron 2-1 al cuadro norteño, que se había adelantado con un tanto de Emanuel Villa.

Sobre el revés, el goleador admitió: “Siempre hay que aprender de lo malo, veníamos haciendo buenos partidos, sobre todo de visita, y hoy nos toca caer, no digo que sea bueno caer, pero qué bueno que si teníamos que caer, fuera ahora y no antes de comenzar la Liguilla”.

En su regreso a la actividad después de cinco encuentros de ausencia por una lesión, el “Tito” aprovechó un gran centro por la derecha de Danilinho para marcar con la cabeza el 1-0 del partido, al minuto 8, que lo colocó de nueva cuenta como líder de goleo con nueve.

Así fue como el delantero argentino, quien tuvo un paso efímero por los Pumas, respondió a los abucheos de algunos aficionados auriazules.

Pero la reacción del equipo dirigido por Antonio Torres Servín fue inmediata, y en un tiro libre cobrado por Javier Cortés, que fue desviado por Hugo Ayala, emparejó las acciones al minuto 12.

Los Pumas le dieron la vuelta al marcador gracias a un golazo de Martín Bravo de media tijera, luego de que Darío Verón peinara el esférico en un tiro de esquina cobrado por David Cabrera, al 32′.

“Estamos un poquito más cerca del objetivo. La verdad es que estamos tranquilos en eso porque vamos bien, cada vez nos acercamos más, y ahora ya a pensar en América”, sostuvo la “Rata” Bravo al finalizar el partido.

Con la victoria en CU, el equipo auriazul llegó a 23 puntos y necesita solo tres más para alcanzar la cifra promedio que asegura la clasificación.

Robin Ramírez pudo ampliar la ventaja para los locales al 34′, pero perdió un mano a mano con Enrique Palos.

Villa estuvo muy cerca de empatar cuando ya había vencido a Alejandro Palacios con un recorte, pero gran jugada defensiva de Verón, quien lo despojó de la pelota, evitó que cayera el segundo tanto del argentino, al 37′.

Entonces el duelo se volvió de ida y vuelta y la UNAM contestó con un disparo cruzado de Robín Ramírez que pasó muy cerca.

La escuadra dirigida por Ricardo Ferretti mejoró en el complemento, pero una buena labor de la defensa auriazul y su portero evitó que empataran el partido.

Con este resultado, los Pumas llegaron a 23 puntos y se colocaron en la quinta posición, mientras que los Tigres se quedaron con 29, pero mantienen el liderato general.

Para Ricardo Ferretti, DT de Tigres, la derrota fue producto de los errores de su equipo en jugadas a balón parado.

“Son cosas del futbol, Pumas hizo un buen partido y sabíamos lo que íbamos a vivir en este juego, un partido difícil y dinámico”, dijo.