Acusan a excandidato por desmanes

Caracas/Notimex — El canciller de Venezuela, Elías Jaua, acusó ayer al excandidato presidencial opositor Henrique Capriles de promover la violencia al convocar a protestas para exigir un recuento “voto por voto” del proceso electoral del domingo pasado.

En una reunión con el cuerpo diplomático acreditado en Caracas, Jaua dijo que el gobierno venezolano planteará su acusación contra Capriles ante organismos internacionales, como Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos (OEA), entre otros.

Anunció, además, que el líder de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) “será sometido a procesos penales por su responsabilidad al convocar las protestas” en rechazo a la proclamación la víspera de Nicolás Maduro como presidente electo.

Jaua afirmó que Venezuela vivió la víspera la “noche de los cristales rotos” por la violencia “fascista” que desató Capriles al convocar acciones que incluyeron un “cacerolazo” a nivel nacional por la proclamación de Maduro como presidente electo.

Tras lamentar que un “pequeño grupo de países” haya avalado la exigencia de Capriles sobre el recuento “voto a voto”, el canciller aseguró que además sucedieron hechos violentos en manifestaciones de sectores de oposición en varias ciudades del interior del país.

“Hubo graves hechos de xenofobia, de intolerancia política y de intolerancia social por parte de la alta dirigencia de la oposición venezolana”, dijo Jaua.

Maduro fue proclamado la víspera presidente electo por el Consejo Nacional Electoral (CNE), tras ganar los comicios del domingo con el 50.66% de los votos, contra 49.07% de Capriles, con una diferencia de 1.68 puntos porcentuales.