Corea del Norte rechaza diálogo “humillante” con EE.UU.

Corea del Norte advirtió que posibles discusiones sólo serían posibles si Washington abandona su política hostil hacia Pyongyang
Corea del Norte rechaza diálogo “humillante” con EE.UU.
Mientras Corea del Norte amenaza, los vecinos de Corea del Sur no cesan de practicar las reacciones a cualquier ataque nuclear.
Foto: AP / Lee Jin-man

Hong Kong, 16 Abr – Corea del Norte calificó hoy como un “engaño” el diálogo ofrecido por el secretario estadunidense de Estado, John Kerry, para avanzar hacia la desnuclearización de la península coreana.

En un comunicado, reproducido por la agencia central norcoreana de noticias KCNA, el ministerio de Relaciones Exteriores de esa nación rechazó este martes la posibilidad de se produzcan conversaciones entre los dos países.

Afirmó que el gesto hecho por Washington “es decepcionante, es su último engaño. La idea de un diálogo es un intento de engañar al resto del mundo”.

Pyongyang respondió a la propuesta de Kerry, quien al visitar Japón la víspera invitó a Norcorea a tomar pasos significativos hacia su desnuclearización, afirmando que Washington está abierto a una negociación, pese a su retórica beligerante.

Corea del Norte “no aceptará un diálogo humillante” con Estados Unidos, indicó la declaración y advirtió que posibles discusiones sólo serían posibles si Washington abandona su política hostil hacia Pyongyang y sus amenazas nucleares.

Aclaró que Norcorea no se opone al diálogo, pero que es imposible participar en un “cara a cara humillante” con un interlocutor que “blande una amenaza nuclear”.

“La pelota está en el campo de Pyongyang”, había dicho Kerry tras haber lanzado la oferta en Tokio, última escala de su gira por Asia, que incluyó Corea del Sur y China, países con los que analizó las recientes amenazas beligerantes norcoreanas.

Hace una horas, en declaraciones a la prensa de su país, el presidente estadounidense Barack Obama dijo esperar “nuevas provocaciones” de Corea del Norte en un futuro cercano, pero descartó que tenga la capacidad de instalar una cabeza nuclear en un misil balístico.

Confió en que pueda avanzarse hacia una nueva fase, en la que se busquen soluciones por la vía diplomática, aunque precisó que Estados Unidos debe, de todas formas, estar preparado para cualquier eventualidad.