Olave, mezcla de gol, garra y salsa

Jámison Olave llegó a Nueva York para reforzar la zaga del Red Bulls
Olave, mezcla  de gol,  garra y salsa
El defensa colombiano Jamison Olave festeja uno de los tres goles que ha marcado en su primera temporada con el Red Bulls.
Foto: Cortesía Red Bulls de Nueva York

NUEVA YORK — Cuando se trata de salsa, Jámison Olave es todo un clásico.

“Me gusta mucho la salsa vieja, como Héctor Lavoe, Rubén Blades, La Selecta, toda esa salsa pesada”, comenta. “Aunque no soy bueno para bailar, no me quedo sentado en la discoteca”.

Aunque es colombiano, no le hablen de café porque de esa taza no bebe.

“La verdad no soy de café, es raro por ser de Colombia. Me parece muy amargo. En realidad es que soy más de chocolate”, asegura.

Así de casual es Olave, el defensa colombiano que juega su primera temporada con el Red Bull de Nueva York luego de pasar sus primeras cinco campañas en las filas del Real Salt Lake de Utah, donde la vida es un cuanto diferente.

“La gente en Utah vive más tranquila. Es un lugar más para criar hijos. Aquí todo se hace más rápido, todo es muy acelerado. Nueva York es una ciudad inmensa”, dice.

Esa transferencia, no obstante, le ha sentado bien en lo deportivo. En la naciente temporada de la MLS, el originario de Medellín ha sido factor importante en el desempeño de su equipo en la delantera, marcando tres goles.

“Se siente alegria meter un gol. Para los delanteros es un poquito más tranquilo meter goles, pero para uno como defensa, donde se pasa mucho tiempo sin hacer gol, es una alegria que no sé cómo celebrar porque no estoy acostumbrado a eso”, asegura.

Aunque marcar no es nuevo para él. Durante su estadia en el equipo del estado mormón, Olave anotó 10 goles, nunca de manera tan frecuente.

Los goles de este paisa han venido en momentos claves. Marcó su primer gol en el encuentro inaugural de la temporada en que el Red Bulls empató a tres goles con el Portland Timbers.

Su segundo fue el del honor en la derrota de los energéticos ante el Chicago Fire por marcador de 3-1.

La jornada pasada, en el derby ante el D.C. United, Olave anotó uno de los dos tantos con los que el 11 neoyorquino venció al equipo capitalino.

“Más que los goles, me tiene contento que el equipo ha mejorado. Me tiene contento el resultado que se consiguió en contra el D.C. United”, asegura.

No fue un inicio fácil. La escuadra apenas suma ocho puntos luego de haberse disputado siete partidos. Eso es algo que se debe corregir porque el equipo de Nueva York, que nunca ha ganado un campeonato de la MLS, tiene una misión muy clara desde antes del comienzo de esta temporada.

“Sabía el reto que signficaba jugar aquí desde el momento que me dijeron que venía a jugar acá”, comenta. “Todo mundo está pendiente de Nueva York porque lo quieren ver con un campeonato. Pero me siento tranquilo a pesar de que el equipo no tuvo muy buen arranque. Hemos corrigido errores que se cometieron al principio”.

El defensor, que inició su carrera en el Deportivo Cali, aseguró que el nivel de la MLS va en aumento y que prueba de eso es que ahora selecciones nacionales se fijan en jugadores que militan en sus equipos, algo que alimenta su esperanza de un día jugar para su país.

“Seguro que me gustaria ser llamado a la Seleccion Colombia. Ya se han llamado a otros jugadores que juegan aquí, y eso ya es un avance muy grande. Antes no los miraban. Los jugadores que estaban acá desaparecían para el fútbol colombiano, pero eso ha cambiado. Por eso la esperanza siempre está, nunca se pierde”, finaliza.