Oposición no irá a juramentación

Un opositor al gobierno del presidente Maduro durante una de las manifestaciones en Caracas.
Un opositor al gobierno del presidente Maduro durante una de las manifestaciones en Caracas.
Foto: Fotos AP

CARACAS — Legisladores de la oposición anunciaron que no acudirán a la ceremonia de juramentación de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela hoy en la Asamblea Nacional, en protesta por la decisión de no concederles el uso de la palabra en las sesiones del parlamento si no reconocen al sucesor de Hugo Chávez como el primer magistrado de la nación.

Miembros de la coalición opositora en el Congreso dijeron el jueves que tampoco asistirán a la ceremonia por la criminalizaron de su petición de hacer un recuento total de los votos de los comicios presidenciales que eligieron a Maduro como mandatario por un estrecho margen electoral.

“No vamos a acompañar ese acto de juramentación de Nicolás Maduro”, dijo en rueda de prensa el diputado Andrés Velázquez de Causa R, uno de los partidos que integran la coalición opositora en la Asamblea. “No vamos por la actitud gorila de (Diosdado) Cabello que intenta desconocer a los parlamentarios”.

Al chavismo “les tengo una mala noticia…Nosotros no nos vamos a ir del parlamento”, dijo el parlamentario opositor Leomagno Flores, del partido socialdemócrata Acción Democrática, también de la coalición opositora.

El país también está a la expectativa sobre la decisión final que tomará el Consejo Nacional Electoral a la petición del recuento de votos presentada oficialmente la víspera por la oposición. La presidenta del Tribunal Superior de Justicia, Luisa Estela Morales, sostuvo que la Constitución y leyes del país no prevén el conteo manual de sufragios.

Mientras los legisladores opositores aún hablaban con periodistas, Cabello señaló en su cuenta de twitter: “Les repito a los diputados de la oposición, por si acaso no entendieron, si no reconocen a Maduro como Presidente no los reconozco en la AN (Asamblea Nacional)”. Al momento, se desconoce si Cabello se refería a la negativa de no acreditarlos como congresistas pese a ser elegidos popularmente.

Cabello fue uno de los más cercanos colaboradores de Chávez, cuya muerte el cinco de marzo llevó a Venezuela a realizar elecciones especiales. La autoridad electoral dio el triunfo a Maduro frente al opositor Capriles, por unos 267,000 votos de más de 14.8 millones de sufragios emitidos.