Plan migratorio decepciona a jornaleros en NY

Consideran casi 'imposible' llenar los requisitos que les exigirían para regularizarse

Plan migratorio decepciona a jornaleros en NY
Inmigrantes en una manifestación en NY en apoyo a la reforma.
Foto: Archivo / EDLP

NUEVA YORK — La propuesta de ley de la reforma migratoria ha sido recibida con escepticismo y decepción por jornaleros y empleadas del hogar, quienes no consideran que vaya a ayudar a mejorar su situación si es aprobada.

A nosotros no nos soluciona nada y parece que nos quieren dejar fuera”, se quejó Roberto Meneses, que lleva trabajando como jornalero en Queens desde 1991. “El permiso de trabajo no nos garantiza más empleos ni nos da casi beneficios, y conseguir permiso de residencia o de ciudadanía parece imposible para un jornalero con esos requerimientos”.

Meneses se refiere al requisito incluido en la propuesta de tener que demostrar un historial de trabajo continuado para optar a la tarjeta de residencia permanente (“green card”), que además no se puede solicitar hasta los diez años de entrada en vigencia de la reforma.

“Todo el mundo sabe que a nosotros nos pagan en “cash” el trabajo del día y que no nos dan ningún recibo”, agregó el jornalero. “Además de que es un insulto para los que llevamos más de 20 años trabajando en este país que nos digan ahora que tenemos que esperar otros diez para tener la residencia”.

Marta Juárez —que se identificó con seudónimo por ser indocumentada— trabaja como empleada de hogar de día y asegura no tener un solo documento que acredite los diez años que lleva viviendo y trabajando en Estados Unidos.

“¿Para que voy a guardar nada si sé que todas esas promesas no son para nosotros?”, expresó Juárez, mientras esperaba que le ofrecieran un empleo en la esquina de las avenidas Marcy y Division, en Brooklyn. “No podría pagar lo que piden, así que prefiero quedarme como estoy y, si me mandan a México, me vuelvo y ya está”.

Organizaciones evalúan la propuesta

Las organizaciones en defensa de los jornaleros dicen que aún están analizando como va afectar realmente la propuesta a los jornaleros, pero piden que no se desanimen ya que el proceso para que se apruebe el texto final de la reforma es largo y queda tiempo para introducir cambios.

“Hemos estado luchando para asegurar que los jornaleros no sean excluidos de la legalizacion y que los requisitos sean lo mas flexibles posibles”, aseguró Nadia Marín-Molina, representante en Nueva York y Nueva Jersey de la Red Nacional de Jornaleros (NDLON).

“En este momento, lo mejor que podemos hacer todos es levantar nuestras voces, acercarnos a las organizaciones comunitarias y organizaciones de jornaleros para participar en la lucha y asegurar la inclusion de todas y todos”, agregó.