Todos por el trono del Heat

Nueva York — A pocas horas del inicio de la postemporada de la NBA los equipos preparan sus tácticas y movimeintos para enfrentar el duro camino que lleva al destino soñado: el título de campeones de la mejor liga del mundo.

En nuestra ciudad, Knicks y Nets son optimistas ante sus respectivas series: mientras los anfitriones del Madison Square Garden enfrentarán a los Celtics de Boston, en duelo cargado de emociones encontradas tras los ataques terroristas, los vecinos del Barclays Center alistan su estrategia para su choque con los complicados Bulls de Chicago, uno de los quintetos más duros de la liga.

Pero las expectativas en ambos cuadros son muy diferentes. Por una parte, los Nets guardaban muchas ilusiones de estar en la cúspide de la Conferencia del Este, pero las dificultades a lo largo de la extenuante temporada, con lesiones y el bajo nivel de sus dos astros, Deron Williams y Joe Johnson, no permiten tener una aspiración campeonil sólida y real. El más regular ha sido el centro de raíces cubanas, Brook López, décimo mejor anotador de la campaña con 19.4 puntos, y quien deberá luchar a brazo partido con los fuertes defensores de Chicago.

Si los Nets quieren avanzar Williams y Johnson deben apoyar al máximo a López y no dejarle a él toda la carga ofensiva.

En cuanto a los Knicks, éstos han superado con creces los análisis de principios de temporada, cuando no se les daba ninguna opción de luchar por el título. Las razones pasaban por la avanzada edad de muchos de sus intregrantes (Jason Kidd, Kurt Thomas, Rasheed Wallace, Pablo Prigioni), de lejos el equipo más veterano de la NBA. Thomas y Wallace ya no están con el equipo.

Pero de la mano de Carmelo y un excelente trabajo del coach Mike Woodson, los Knicks no sólo lograron su primer título de división en 19 años, también son serios candidatos a luchar por la hegemonía al Heat de Miami.

De miras al juego de mañana los Knicks sólo desean que la salud de sus jugadores les permita romper la seguía de 40 años sin una corona de la NBA.