Limitarían ubicación de camiones de comida

Asignación de puestos fijos "indigesta" a algunos comerciantes y usuarios

Guía de Regalos

Limitarían ubicación de camiones de comida
En la ciudad hay unos 400 camiones de comida que, según una propuesta de ley, se les asignarán puestos de estacionamiento fijo y no podrán operar dónde quieran, como lo hacen actualmente.
Foto: EDLP MARIELA LOMBARD

NUEVA YORK — La propuesta de ley para regular el estacionamiento de los camiones de comida en las calles de la ciudad no contenta ni a los propietarios de dichos negocios ni a algunos de sus clientes.

El proyecto, presentado hace dos semanas por el concejal demócrata Dan Garodnick, contempla habilitar hasta 450 puestos de parqueo especiales para estos vehículos y limitar que puedan estacionar en cualquier parte como hacen actualmente.

Según su cálculo, en la ciudad existen unos 400 camiones de comida. De aprobarse la medida, el Departamento de Transporte asignaría los lugares para su operación a cada uno.

José Caraballo, propietario de una de estas unidades en el Alto Manhattan, aseguró que proyecto de ley podría afectar sus ingresos diarios. “Los clientes míos saben el área donde me estaciono”, explicó. “La incertidumbre de los comerciantes es no saber dónde nos ubicarán”.

Otra vendedora, que se identificó como Matilde, señaló que ahora no sólo tendrán que lidiar con los inspectores del Departamento de Salud, sino también con quienes determinarán donde deben parar sus vehículos. “El dolor de cabeza será doble ahora”, exclamó.

Aunque apoyan la necesidad de modernizar las leyes que rigen esta actividad, la New York Food Truck Association —que representa a más de 50 de estos negocios— comparte el escepticismo.

“Mientras determinar la ubicación de los camiones de comida ha funcionado bien en ciertos sitios como Boston, ha sido un fracaso en lugares como Chicago y Washington D.C.”, se lee en su página web, donde resaltan que “aún hay demasiadas preguntas sin respuestas” sobre cómo se aplicará la nueva norma.

Garodnick defendió su propuesta que, según dijo, ayudará a tener más orden porque además contempla “regulaciones específicas” para su funcionamiento.

Destacó que con la legislación “se les facilitará incluso poder estacionarse sin dificultad y su clientela los seguirá como hasta ahora lo han venido haciendo”.

Algunos usuarios ven con preocupación el futuro de estos negocios sobre ruedas. “[Los camiones de comida] no molestan, sencillamente sirven a una clientela con precios más accesibles que un restaurante y que no tiene tiempo de sentarse a comer”, indicó Paulo Cajones, cliente asiduo de las unidades de la avenida Amsterdam.

Sin embargo, hay quienes mantienen que son inconvenientes. “Muchos en la avenida Broadway, en el bajo Manhattan, ponen en riesgo la vida de los peatones, quienes tenemos que salirnos a la acera para caminar por la calle”, precisó Robert Veras, que trabaja en el área del World Trade Center.

Durante una audiencia pública esta semana, representantes de asociaciones de vecindarios de Manhattan aplaudieron la idea, pero exigieron que sea más explícita. También pidieron que incluya los carritos de comida o “food carts” que se instalan sobre la acera, excluidos en la actual propuesta.

“Los camiones, los carritos y todos los otros vendedores deben ser ubicados sólo en áreas comerciales”, dijo Michele Birnbaum, de la junta comunitaria 8.

El texto será revisado en las próximas semanas, por lo que aún es muy pronto para saber cuándo llegará a discutirse en el pleno del Concejo.