Exhortan a elegir nuevos magistrados

San Salvador/EFE — La iglesia católica de El Salvador exhortó ayer al Parlamento a escoger nuevamente a los magistrados de la Corte de Cuentas de la República (CCR), cuya elección fue anulada el pasado 21 de marzo por el Supremo de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Las sentencias de la Sala de lo Constitucional de la CSJ “son de obligatorio cumplimiento”, por lo que la sentencia sobre la CCR “debe cumplirse eligiendo nuevos magistrados que reúnan los requisitos constitucionales contenidos en el fallo de la Sala”, indicó el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, al leer un comunicado de la Conferencia Episcopal de El Salvador.

“Hacemos un respetuoso llamado a los honorables diputados de la Asamblea Legislativa a garantizar el estado de derecho y la seguridad jurídica del país, dando cumplimiento a la sentencia”, agregó.

El Supremo salvadoreño declaró el 21 de marzo inconstitucional la nueva elección de la CCR llevada a cabo por la Asamblea Legislativa, casi dos meses después de que ese tribunal, el 24 de enero pasado, anulara la primera designación, hecha en 2011, con mandato hasta 2014.

La Sala reiteró en su segundo fallo los argumentos del primero, emitido el 24 de enero, entre ellos que los magistrados de la CCR no deben tener militancia partidaria y deben cumplir los requisitos de “honradez y competencia notorias” establecidos en la Constitución.

También reafirmó que al momento de la elección en 2011 había “investigaciones abiertas” contra los magistrados “por diferentes motivos” en la Fiscalía General, la Procuraduría General, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos y hasta en la misma CCR.

El Supremo anuló la nueva elección porque el Parlamento solo ratificó al presidente y el primer magistrado de la CCR, Gregorio Sánchez y Javier Bernal, respectivamente; mientras que Silvia Aguilar fue elegida en sustitución de Andrés Rovira, que rechazó la ratificación.

Aguilar para ser elegida renunció a su militancia al partido minoritario Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA).

Tras el fallo de la segunda anulación, Sánchez y Bernal renunciaron a su cargo, pero días después salieron ante medios de comunicación afirmando que seguirían en sus puestos, pese a que su elección fue declarada inconstitucional por la Sala.

Mientras que Aguilar renunció a su cargo esta semana, según diferentes medios locales.

Asimismo, la “preocupación” de la Conferencia Episcopal de este país se “incrementa ante el riesgo de que la Corte Suprema de Justicia en pleno admita amparos que de forma exclusiva corresponda conocer a la Sala de lo Constitucional”, indicó el arzobispo.