Public Assembly un lugar para roquear

Si lo que buscas es un sitio latino fuera de lo común, no te pierdas Public Assembly. Conocido antes como Galápagos, este club de Brooklyn no toca bachata ni salsa a todo volumen. Lo que Public Assembly sí te ofrece son artistas y bandas latinas underground.

Una noche reciente, vi a “Rebel Ship”, una banda latina de rock-funk que tocó con muchísima energía y pasión, y el público le respondió con la misma vibra.

Conversé con el líder de Rebel Ship por unos minutos después del espectáculo. “Llevo años viniendo aquí, las bandas traen a sus fanáticos. Tiene mucho que ver con el género de música, es un público de rock”, dijo.

Marc Batista, de 41 años, un boricua que ha vivido en Williamsburg por 10 años, es asiduo de Public Assembly, donde también ha tocado música. Batista dijo que “el espacio original, la gente cool, el vecindario agradable” lo atraen a este sitio, que está ubicado en una bodega a media luz. “Está de moda y me recuerda a los públicos de antaño, en el East Village”.

La otra ventaja es que los fiesteros pueden ir al bar ubicado a un lado del enorme salón, pedir una fría ($5-$6) y gozar de los espectáculos.

Public Assembly no es el tipo de lugar al que voy por lo general. Pero fue una nueva experiencia para mí y la pasé muy bien.

Este fin de semana, en vez de ponerte tus altísimos tacones de aguja, ponte unas botas de cuero con plataforma y sal de la rutina a Public Assembly.