Recuerdan legado del ‘obispo mártir’

Juan José Gerardi fue brutalmente asesinado hace 15 años en Guatemala

Recuerdan legado del  ‘obispo mártir’
Una mujer observa los féretros que contienen los restos del obispo guatemalteco Juan José Gerardi (abajo), asesinado en 1998.
Foto: EFE

Guatemala — Los católicos guatemaltecos honraron ayer al obispo Juan José Gerardi al cumplirse 15 años de su brutal asesinato, ocurrido tras la publicación del informe sobre los atropellos de la guerra interna conocido como “Guatemala Nunca Más”.

Durante una eucaristía en la Catedral Metropolitana, el arzobispo Óscar Julio Vian dijo que Gerardi, al que definió como “un mártir de la paz”, se entregó a ayudar a los indígenas y campesinos, los grupos más desfavorecidos en el país.

“Luchó por construir una sociedad más justa y digna” y “buscó la paz a través de la verdad y la justicia”, destacó Vian quien, en memoria del asesinado obispo, llamó a la sociedad a desterrar el miedo, el pesimismo y la frustración.

Vian expresó que espera que la memoria de Gerardi y su lema “Guatemala Nunca Más” siga viva para siempre.

Al acto religioso de este viernes asistieron obispos, seminaristas y cientos de fieles para honrar a Gerardi, golpeado brutalmente en la cabeza hasta morir el 26 de abril de 1988 en la cochera de la casa parroquial de la Iglesia San Sebastián, a unos 200 metros de la sede del Gobierno de Guatemala.

El obispo fue asesinado unas 54 horas después de haber hecho público el informe de la “Recuperación de la Memoria Histórica (Remhi), Guatemala Nunca Más”, que documentó más de 55,000 violaciones a los derechos humanos durante el conflicto armado (1960-1996), que en su mayoría se atribuyeron al Ejército.

Otro informe, presentado en 1999 por una comisión auspiciada por la ONU, documentó 669 matanzas durante la guerra interna, que dejó unas 250,000 víctimas entre muertos y desaparecidos, y atribuyó el 93% de ellas al Ejército.

Los restos de Gerardi fueron exhumados el martes y sepultados en la capilla San Sebastián.