Jennifer López se relaja junto a Casper y Marc Anthony

La Diva de El Bronx pasó tremendo susto con el gemelo Max, por lo que intentó divertirse en Las Vegas

Jennifer López confiesa que es una madre “histérica”.

La popular cantante experimentó recientemente una de las vivencias que llenan de preocupación a toda madre, el corte que el mellizo Max sufrió en el mentón tras sufrir una aparatosa caída. Aunque trató de afrontar la situación con templanza y seguridad, la artista admite que le costó mantener la entereza delante de su retoño y reconoce que estuvo a punto de sufrir un ataque de nervios ante un accidente que, posteriormente, se resolvió con rapidez a través de unos sencillos puntos de sutura.

“Ya había escuchado que todos los niños acaban teniendo una pequeña cicatriz en su barbilla fruto de las travesuras de la infancia, y realmente a mi hijo no le pasó nada grave. De hecho, se estuvo riendo después de que le aplicaran los puntos de sutura para cerrar su mentón, porque decía que le hacían cosquillas. Estuvo muy tranquilo, pero a mí casi me dio un ataque de histeria cuando lo vi en el suelo sangrando. Intenté mantener la calma y el control durante todo el proceso, pero casi no pude contener las lágrimas. Estaba en una situación de auténtico pánico“, aseguró la estrella al portal People.com durante un evento en Las Vegas al que acudió con su pareja, el bailarín Casper Smart, y en el que coincidió con su exmarido Marc Anthony.

Aunque la Diva de El Bronx se divirtió en el exclusivo acto con el joven coreógrafo y con el padre de sus mellizos Max y Emme, Jennifer aseguró que iba a aprovechar su presencia en la ciudad del juego para desconectarse momentáneamente de sus deberes maternales y, sobre todo, para relajarse de los momentos de tensión que vive a diario por el bienestar de sus pequeños.

“La verdad es que estoy muy emocionada de poder tomarme un respiro de mis obligaciones como madre, y de disfrutar de un momento de calma y diversión. Este es mi objetivo principal”, anunció risueña durante la inauguración de un club nocturno dentro de las instalaciones del hotel MGM de Las Vegas.

Precisamente por sus ganas de divertirse y aislarse de negativas experiencias, la exuberante artista no hizo mención alguna a los rumores de separación que afectan a su exmarido, quien podría haber puesto punto y final a su intensa relación con la joven Chloe Green, heredera del emporio de la moda Topshop. Fiel al silencio que mantiene Marc Anthony sobre el estado de su romance, Jennifer no entró a valorar el hipotético final de un idilio en el que el puertorriqueño habría tomado la iniciativa.

“Parece que ha sido Marc quien ha decidido terminar con la relación de forma fulminante, poco después de que Chloe trasladara casi todas sus cosas a la casa que Marc tiene en Miami. Ha sido algo muy rápido y que Chloe no acaba de entender, teniendo en cuenta la buena relación que ella mantiene con los cinco hijos de Marc”, explicaba una fuente anteriormente.