Boricuas de NYC también lucharon por Vieques

Por décadas los neoyorquinos se han involucrado activamente en los asuntos de la isla
Sigue a El Diario NY en Facebook
Boricuas de NYC también lucharon por Vieques
Opositores a la presencia de la Marina de los EE.UU. en Vieques, orando en San Juan en el 2001.
Foto: AP

NUEVA YORK — A lo largo de la historia de Puerto Rico, los boricuas neoyorquinos siempre han jugado un papel decisivo en las luchas de la isla. Un ejemplo de ello fue la que se libró para sacar la Marina de Guerra estadounidense de la isla municipio de Vieques, donde muchos puertorriqueños de Nueva York tuvieron una participación crucial, entre ellos servidores públicos, artistas, líderes comunitarios y gente común preocupada por el bienestar de la isla.

Carlos Vargas, investigador del Centro de Estudios Puertorriqueños, dijo que desde el siglo XIX los boricuas neoyorquinos se han involucrado activamente en los asuntos de la isla, desde las luchas de Independencia hasta en temas ambientalistas.

“Esta gente entiende que lo que les ocurre a los puertorriqueños en la isla afecta a los que viven en Estados Unidos y viceversa”, dijo Vargas.

Para Melissa Mark-Viverito, luchar por las causas sociales de Puerto Rico es algo que lleva en la sangre. La concejal de El Barrio de Manhattan es nieta de Carlota Mark, una de las pioneras en el activismo boricua, quien participó en las luchas de la isla desde Nueva York, entre los años 1920 y 1960.

“Yo creo que heredo el activismo comunitario de mi familia, porque además de mi abuela mi madre, Elizabeth Viverito, pertenecía al movimiento feminista puertorriqueño”, dijo Mark-Viverito, quien aún no era concejal cuando coordinó en Nueva York los esfuerzos para sacar la Marina de Vieques; ella trabajaba con el sindicato Local 1199.

“Debido a la relación entre Puerto Rico y EE.UU. consideré que estábamos recibiendo un trato desigual y para mí era injusto que en una isla tan pequeña hubiera una base militar lanzando bombas activas”, señaló.

Adolfo Carrión era precandidato a la presidencia de El Bronx (puesto que ganó luego) cuando en 2001 se involucró activamente en la lucha de Vieques, al punto de que fue arrestado por desobediencia civil al cruzar los linderos de la Armada en Vieques sin autorización, y encarcelado durante 40 días junto al asambleísta José Rivera, Roberto Ramírez y el reverendo Al Sharpton, el llamado Cuarteto de Vieques.

“Vieques es un símbolo con dos caras, una es el poder que tiene el pueblo de cambiar sus circunstancias y conseguir justicia, y la otra es un símbolo de la relación entre EE.UU. y Puerto Rico“, dijo Carrión, quien es candidato a la Alcaldía por el Partido Independiente.

Carrión dijo que su principal motivación fueron los problemas de salud y de medio ambiente que padecía la población de Vieques.

Otra que se unió a la lucha fue la actriz boricua Rosie Pérez, y lo hizo un año antes de que la Infantería de Marina norteamericana causara la muerte al guardia civil de seguridad David Sanes Rodríguez, lo que exacerbó la lucha contra la presencia de la Marina en la Isla Nena. La activista fue arrestada en noviembre de 1998 por conducta desordenada junto con otros siete manifestantes, luego de protestar frente a la Misión de EE.UU. ante las Naciones Unidas, contra el bombardeo de la Marina en Vieques.

“Rosie es una orgullosa puertorriqueña cuya familia y amigos en Puerto Rico están directamente afectados por las acciones contra las cuales ella está protestando”, dijo entonces su vocero.