Petición de paz y respeto para los muertos en Queens

Petición de paz y respeto para los muertos en Queens
Cementerio antiguo es utilizado como depósito de basura en la comunidad de Jackson Heights, Queens.
Foto: EDLP / Humberto Arellano

NUEVA YORK – Los rumores de la posible construcción de un parque donde actualmente hay un cementerio tiene alborotado a todo un vecindario en Queens.

Por un lado están los residentes, que se oponen a la sola idea de que lo que es un camposanto pueda convertirse en un lugar de diversión, así sea solo para niños.

“Ante todo se debe respetar a los muertos”, expresó mientras se persignaba, Antonia Alarcón, que vive en el edificio ubicado a pocos metros de la pequeña entrada al cementerio por un estrecho callejón –casi inadvertida- de la calle Leverich cerca de la avenida 35, en la sección de Jackson Heights.

Por otra parte, vecinos que ni si quiera conocen de la existencia del cementerio, por encontrarse detrás de viviendas que imposibilitan su visualización desde la calle, pero que con el tiempo lo han convertido en un vertedero de basura.

Mariana López aseguró que desconocía que el lugar era un cementerio. “Vivimos con mi esposo hace 8 años y aunque desde la ventana de nuestra casa se ve parte del sitio, siempre pensamos que era un lote abandonado convertido en un basurero”.

Tanto Alarcón como López, coincidieron en que pese a que la idea de un parque podría desatar sentimientos encontrados, el lugar necesita ser limpiado con urgencia.

“El terreno está lleno de basura, por la noche merodean una cantidad de gatos y resulta ser un lugar nocivo para la salud, porque atrae roedores, que van a ir en incremento si no se limpia”, sostuvo López.

Según el código de la ciudad, cada terreno debe ser mantenido limpio por su propietario, específicamente éste por no tener dueño, queda en manos locales para que se hagan responsables de su mantenimiento.

Es precisamente la limpieza una de las mayores preocupaciones del concejal Daniel Dromm, representante del sector, que aclaró que nunca ha existido un plan concreto para la conversión del cementerio en un parque.

El edil explicó que “no tengo intención de proponer un proyecto así, no sólo porque no creo que sea buena idea convertir un lugar santo en un espacio para juegos, sino que además está ubicado en un lugar que no es accesible al público, por quedar detrás de un edificio de apartamentos y de unos comercios”.

Entre tanto Edwin Westley, presidente del Grupo de Embellecimiento de Jackson Heights, indicó que “no planeamos hacer ningún tipo de recomendación para que el cementerio sea convertido en un parque de recreo y solo -por sugerencia del concejal Dromm-, queremos limpiar la basura que hay en el terreno”.

Un portavoz del Departamento de Parques de la ciudad indicó sobre la existencia de algún plan para desarrollar el terreno en mención que “estaríamos dispuestos a considerar una propuesta para adquirir esta propiedad, pero todavía no hemos recibido ninguna y no tenemos planes inmediatos para la adquisición”.