Reforma de salud de EE.UU. no acoge a indocumentados

Reforma de salud de EE.UU. no acoge a indocumentados
Impera el desconocimiento entre los inmigrantes en cuanto a la reforma de salud.
Foto: La Opinión - / Ciro Cesar

Los inmigrantes indocumentados se quedaron fuera de la reforma de salud. Ellos no podrán beneficiarse con la expansión de Medicaid, ni recibir subsidios para comprar seguro médico, ni tampoco comprar un seguro de salud a través de los mercados que cada estado establecerá.

Gabriel Sánchez, coautor de la encuesta realizada por ImpreMedia y LatinoDesisions y catedrático de la Universidad de Nuevo México, recordó que excluir a los indocumentados de los beneficios de la ley fue una decisión política, que facilitó que existiera consenso entre los legisladores.

Sin embargo, el 81% de los latinos considera que los inmigrantes indocumentados deberían tener acceso a los beneficios de la reforma de salud.

“Los resultados de esta encuesta nos dicen que los latinos son más inclusivos que el resto de las personas en Estados Unidos, y que desean que todas las personas tengan acceso a seguro médico y servicios de salud”, dijo Sánchez.

El experto dijo que en la encuesta también se intentó medir el nivel de información sobre la ley preguntándoles si es cierto que este segmento de la población —alrededor de 11 millones de personas— podrá comprar seguro médico privado, un 65% respondió que sí podrán comprar, mientras que un 23% dijo que no.

“Esta pregunta fue un poco difícil y hasta, se podría decir que hasta engañosa, ya que queríamos saber si la gente sabía que los indocumentados habían sido excluidos, y la respuesta es que más de la mitad no sabían, pero con la siguiente pregunta quedó claro que los latinos quieren que se incluya a todas las personas sin importar su estado legal en el país”, explicó Sánchez.

Ni la mayoría de las personas con estudios universitarios –un 60%- sabía que los indocumentados no podrían comprar seguro de salud privado.

“No es culpa de los latinos que no estén informados. Ha sido una falla de la administración que no ha informado el contenido de la ley”, dijo Sánchez.

Para Matt Barreto, coautor del estudio y experto en ciencias políticas de la Universidad de Washington, en Seattle, la administración del presidente Obama optó por no informar para evitar que la derecha que se oponía a la reforma de salud, tuviera algún más argumentos para sabotear la ley.

Ahora, el resultado es que aún las personas con estudios universitarios, no conocen con certeza el contenido de la ley, acotó Barreto.