“Las tablets no son un buen negocio”: CEO Blackberry

El ejecutivo de la marca de celulares asegura que en cinco años verán el fin de la plataforma; en 2011 lanzaron su propia tableta con resultados por debajo de las expectativas.

“Las tablets no son un buen negocio”: CEO Blackberry
Heins también asegura que en cinco años serán el lider en telefonía celular
Foto: AP

Aunque las tabletas llevan años maravillando a usuarios de gadgets del mundo entero, hay quienes no se ven tan impresionados al respecto e incluso, ante el paso dominante que tal tecnología tiene, se aventuran a vaticinar un futuro oscuro para estos dispositivos móviles.

El más reciente en apuntarse a esta tendencia es Thorsten Heins, presidente ejecutivo de BlackBerry, quien se mostró escéptico con respecto al mercado de tabletas, según publicó Bloomberg.

“Por ahí se utiliza una gran pantalla en el espacio de trabajo, pero no creo que una tableta como tal. Las tabletas en sí no son un buen modelo de negocio”, dijo el CEO en una entrevista con motivo del lanzamiento de su nuevo teléfono celular.

“En cinco años veo a Blackberry como el líder absoluto en computación móvil. Ese es nuestro objetivo”, dijo Heins. “Quiero ganar tanto market share como pueda, pero sin ser una copia de otros productos”, agregó.

Aunque las expectativas de venta de las tablets para este 2013 son de 200 millones de unidades a nivel mundial, la declaración de Heins no sólo es aventurada sino que hasta parece ingenua. No obstante, la cabeza de Blackberry tiene sus razones para opinar de tal manera.

Blackberry lanzó en 2011 su propia tableta, la Playbook, la cual que no consiguió el nivel de ventas esperado por la compañía, además de haber sido objeto de críticas por parte de los usuarios, lo que se traduce en que ahora el ejecutivo ponga en duda el lanzamiento de un nuevo modelo de esta línea.

Heins comentó en ocasiones anteriores que sólo lanzaría una nueva versión de la tableta si estaba convencido de que ésta podría llegar a ser un producto rentable.

Sin embargo, no sólo con su propia tableta Heins es pesimista, ya que según él en cinco años no habrá razón para tener una. Por otra parte, los smartphones o teléfonos inteligentes parecen ser la apuesta principal de su empresa.

Para demostrar que este camino va en serio, la compañía no sólo cambió de nombre a principios de este año, sino que también lanzó dos nuevos modelos de celulares con la esperanza de reconquistar el mercado: el Z10, con pantalla touch, y el Q10, con teclado tradicional; ambos equipados con BlackBerry 10, el nuevo sistema operativo de la empresa.

Finalmente, si las predicciones de Heins se cumplen, habrá que esperar hasta 2018 para comprobar si, en efecto, se cumplen, o no serán más que un ardid publicitario fallido, como tantos otros que la industria tecnológica tiene en su haber.