Más vigilancia en viviendas de Brooklyn

Más vigilancia en viviendas de Brooklyn
Instalación de 30 nuevas cámaras, del sistema de Circuito Cerrado de Televisión (CCTV)
Foto: Zaira Cortés

Nueva York — Inquilinos de Williams Plaza mantienen opiniones encontradas respecto a la efectividad del sistema de Circuito Cerrado de Televisión (CCTV) en los edificios de vivienda pública.

El concejal Stephen Levin determinó $430,000 para la reciente instalación de 30 nuevas cámaras, la actualización de otras 43 y la infraestructura para su conexión a un Centro de Operaciones de Seguridad.

“La asignación de fondos de funcionarios electos es la única fuente de financiamiento para el sistema CCTV”, recalcó Sheila Stainback, vocera de la Autoridad de Vivienda (NYCHA). “Residentes y la Policía de Nueva York determinaron conjuntamente la ubicación de las cámaras según las necesidades de vigilancia”.

La portavoz destacó que ninguna compañía privada controla el sistema, y que sólo NYCHA y el NYPD tienen acceso.

“Las cámaras no nos salvan de la inseguridad, los vendedores de droga de todos modos realizan sus transacciones en nuestros edificios”, dijo la puertorriqueña Selene Rivas, de 67 años. En contraste, José Gutiérrez, otro residente de Williams Plaza, comentó sentirse un poco más seguro con las cámaras vigilando.

“Puede ser que en nuestros edificios se reduzca el crimen, pero a los pillos no les cuesta nada buscar otro sitio para hacer sus fechorías, de todos modos el vecindario sigue inseguro”, apuntó.

Algunos inquilinos cuestionan la efectividad del sistema CCTV y expresan su incomodad ante la posible violación de su privacidad, pero NYCHA insistió en que las cámaras no se instalaron sin el apoyo de los residentes.

“Los inquilinos son la parte principal para informar a los funcionarios electos de la necesidad de las cámaras de seguridad”, indicó Sheila Stainback.

Respecto a las estrategias para medir la efectividad del sistema, una vocera del NYPD indicó que la uniformada no tiene cifras de delitos resueltos gracias a las cámaras, pero recalcó que contribuyen a garantizar la seguridad de los residentes.

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) ha cuestionado en los últimos años el uso de las cámaras de seguridad en varias ciudades del país, argumentando su ineficacia para reducir significativamente el crimen.

Mark Schlosberg, director de Prácticas y Políticas Policiales de ACLU, indica en la página web de la organización que “…la reducción delincuencia está probada en medidas tales como una mejor iluminación, patrullas a pie… En este sentido, tirar el dinero en la vigilancia de vídeo en realidad perjudica a los esfuerzos de la aplicación de la ley para reducir el crimen”.