Quiero cambiar, ¿Qué se lleva?

Si estás cansada de verte siempre igual, sigue las recomendaciones de los expertos

Nueva York/EFE — Si estás aburrida del mismo peinado y maquillaje, aprovecha las nuevas tendencias para hacer el cambio de “look” que tanto deseas.

Esta temporada se llevan los labios con vibrantes colores, las cejas marcadas, las pestañas definidas, las sombras azules y verdes y las colas de caballo.

— La gama cromática de rojos, rosas y naranjas se instala en los labios y embellecen a rubias y morenas. Una paleta de jugosos colores que toma fuerza y se diversifica de cara al verano.

— Con gran capacidad para otorgar calma interior, optimismo y alegría, el verde aporta frescura, estabilidad y resistencia.

— Las mujeres que rehuyen de las melenas onduladas y rizadas están de enhorabuena. Regresan los cabellos cortos a lo “garçon”.

— Si hace años, se depilaban las cejas hasta el extremo, ahora se busca todo lo contrario. Se llevan pobladas, muy marcadas, gruesas, intensas y, en ocasiones, ligeramente despeinadas.

“Para lucirlas, primero tienes que llevarlas limpias y perfectamente depiladas y luego intensifícalas rellenándolas con un lápiz de su color natural”, explican desde la casa L’Orèal.

— Unas pestañas largas con volumen extremo, acompañadas de unas cejas marcadas y bien definidas serán el tándem perfecto para un “look” moderno y femenino. En las pasarelas internacionales se han visto tan pintadas que parecían tatuadas.

La gama cromática de rojos, rosas y naranjas se instala en los labios y embellecen a rubias y morenas. Una paleta de jugosos colores que toma fuerza y se diversifica de cara al verano. Mientras que el rojo ha dejado de ser una apuesta nocturna y festiva para iluminar la boca desde primera hora de la mañana, el coral con matiz anaranjado se ocupa de alegrar y rejuvenecer las pieles más blancas.

Los rosas intensos rotundos y ultrafemeninos son los tonos más divertidos y optimistas de la temporada. Las más atrevidas los pueden lucir mezclando con naranja, una apuesta tan arriesgada como popera.

Estos tonos con una acabado mate son más difíciles de llevar. Si has desestimado los tonos brillantes, aplica un toque de “gloss” natural en el centro de los labios para otorgarles un aspecto húmedo y jugosos.

Verde oliva, verde menta, verde agua o verde lima son algunos de los tonos adscritos a la gama cromática verde que esta temporada triunfa sobre los ojos y uñas. Las firmas se han rendido al monocolor verde, aunque muchos de ellos lo mezclan con otros más suaves.

Con gran capacidad para otorgar calma interior, optimismo y alegría, el verde aporta frescura, estabilidad y resistencia. Conscientes de las bondades de este tono las firmas cosméticas han recurrido él para recrear el verano y evocar las aguas cristalinas, los helados y los relajantes paseos por la montaña.

Tierno, fresco y romántico, resulta el azul, la opción más dulce y fresca para las temperaturas más cálidas. Asociado a la estabilidad, la noche y al relax, el azul con una gran variedad de matices permite lucir un maquillaje de ojos sereno y tranquilo tanto para el día como para la noche.

Más sueltas o tirantes, las colas de caballo se llevan más bajas. “Una coleta limpia y pulida es muy difícil de hacer”, explica Anthony Llobet, estilista de TRESemmé, quien afirma que resulta imprescindible aplicar espuma para dar mayor volumen.

Están de moda las melenas despeinadas con efecto casual y cierta reminiscencia “grunge”. “Los cabellos sueltos perfectos y rectos tienen los días contados”, dice Miguel García, directos artístico de la firma Revlon Professional, quien desvela que la próxima temporada se llevan los tonos “rojos y cobres”, colores positivos, dinámicos y vibrantes con capacidad para transmitir mayor luz y brillo al cabello.

Las mujeres que rehuyen de las melenas onduladas y rizadas están de enhorabuena. Regresan los cabellos cortos a lo “garçon” en dos versiones masculina o femenina. “Tras unos años aferradas a la melena, vuelve el cabello corto al estilo Twiggy, la modelo británica que arraso en la década de los 60 y 70”, explica Michel Meyer, estilista de su firma homónima.

Alrededor de la web