Consejos para nuevos empresarios

Es sabido que casi todas las empresas que se crean fracasan en su primer año… así que si has pensado en independizarte y establecer tu propio negocio, ten eso en cuenta desde ahora, y amárrate los pantalones para ese primer año, que es siempre el peor.

Para que no te conviertas en parte de ese grupo que tiene que cerrar las puertas de su empresa alrededor de su primer aniversario, es esencial que, aun antes de establecerte, lleves a cabo tres acciones que podrían garantizarte el éxito: conoce tu producto, conoce tu mercado y busca buenos empleados. Vas a perder el tiempo si no consigues colaboradores de calidad y si no te informas bien sobre el sector de la población al que va dirigido tu producto. Esto es crucial siempre, pero sobre todo en el primer año del negocio.

Tienes que tener claras tus metas y lo que quieres obtener de tu proyecto comercial. ¿Quieres sencillamente sacar un ingreso aceptable para mantenerte o llegar a ganar mucho dinero? ¿Quedarte a nivel local o expandirte por todo el país? Determina todo eso lo antes posible.

Muchos empresarios novatos se quedan atrás en el pago de los impuestos de los salarios. Todo eso se va acumulando, y cuando pasen seis meses el IRS estará tocándote a la puerta a ver qué pasa… y cobrándote penalidades.

Otro peligro es aceptar un cliente tan grande que, si lo pierdes, se arruinaría tu compañía. Haz algo de lo que muchos dueños se olvidan: entérate lo más que puedas de qué cosa está haciendo tu competencia. Si vendes productos en una tienda, compra algo en la de tu rival, o envía compradores secretos para que te informen de los precios, las ofertas y cómo los trataron.