Cónsules en defensa de sus ciudadanos en NY

Cónsules en defensa de sus ciudadanos en NY
El Concejal de Queens, Peter Vallone (centro), habla de seguridad ciudadana con cónsules latinos.
Foto: EDLPJosé Acosta

NUEVA YORK — El Departamento de Policía de Nueva York no está informando a los consulados del arresto de extranjeros como es su obligación bajo la Convención de Ginebra sobre Relaciones Consulares, de la cual Estados Unidos es uno de los países firmantes.

Esta fue la principal preocupación que planteó la Coalición de Cónsules Latinoamericanos de Nueva York al concejal Peter Vallone, presidente del Comité de Seguridad Pública del Concejo Municipal, quien convocó a los diplomáticos latinos para hablar sobre seguridad ciudadana en un desayuno en el Centro Español del barrio de Astoria, en Queens.

Julio Fiol, cónsul general de Chile en Nueva York, dijo que lo que su consulado busca es que cuando se produzcan detenciones, “las personas tengan la posibilidad de ejercer todos sus derechos, entre los cuales está el notificar el arresto al Consulado, para que podamos defenderlas”.

El número de chilenos en Nueva York es de unos 15,000, y según el cónsul la policía “regularmente no notifica al Consulado sobre arrestos de estos ciudadanos, tal vez unos dos o tres al mes”.

“Yo creo que esto se puede arreglar estableciendo un sistema de notificación más estricto”, dijo Fiol, quien también admitió que la situación es complicada, porque muchas veces es la persona quien no quiere que notifiquen a su consulado, porque tiene problemas legales en su país.

En defensa del NYPD, el concejal Vallone, precandidato a la Presidencia de Queens, dijo que una de las razones por la que la policía no notifica al Consulado es que en Nueva York la uniformada no puede preguntar el estatus migratorio al detenido y por tanto no sabe cuál es su nacionalidad.

“Una de las soluciones que han planteado los cónsules es una tarjeta de identidad emitida por los consulados y que la policía acepte, y sobre esto vamos a trabajar para ver qué podemos hacer”, dijo Vallone.

La cónsul general El Salvador, Sandra de Flores, dijo que muchas veces los inmigrantes sólo tienen el pasaporte y no lo suelen mostrar para identificarse porque temen a inmigración, e indicó que una tarjeta de identidad emitida por el Consulado y aceptada por la policía de Nueva York, “evitaría este inconveniente a los inmigrantes”.

Gladys Cifuentes, cónsul colombiana, dijo que más que preocupaciones de seguridad pública, su consulado quiere que sus nacionales se involucren en los procesos cívicos de Nueva York.

“Que sepan quiénes son sus concejales, su alcalde, sus dirigentes”, dijo Cifuentes, quien reveló que en Nueva York ellos tienen inscritos a 325,000 colombianos.

Jorge López, cónsul general de Ecuador, ante el problema de la falta de notificación de la policía en caso de arrestos, planteó la necesidad de trabajar más de cerca con las fiscalías distritales “y se establezca una mejor relación entre éstas, la comunidad y la policía, y nosotros como consulados ser intermediarios de esta interacción”.

López dijo que en Queens se calculan que hay 98,000 ecuatorianos y cerca de 330,000 en el estado de Nueva York, “y el Consulado casi no recibe notificación de arrestos de sus ciudadanos de parte de la policía”.

El ecuatoriano de Astoria Manuel, quien prefirió no dar su apellido, dijo que fue parado y revisado por la policía hace un mes y su problema se agravó porque no quisieron aceptar el documento identidad de su país.

“Yo pensé que me iban a entregar a Inmigración, pero los policías me dejaron ir porque no había faltado a la ley”, dijo Manuel.

Los cónsules participantes dijeron que los consulados ofrecen a sus ciudadanos ayuda legal con abogados gratis.

Mensajes al NYPD para obtener una reacción no fueron retornados al cierre.