Investigan por bengalas

R
Investigan por bengalas
El estadio La Bombonera volvió a ser un hervidero de pasiones desbordadas el domingo durante el Clásico entre Boca Juniors y River Plate. La policía allanó ayer el estadio en busca de pruebas incriminatorias.
Foto: AP

BUENOS AIRES.— El show de pirotecnia (algo completamente antirreglamentario) que exhibieron los hinchas de Boca ante River cuando promediaba el segundo tiempo del superclásico puede costarle muy caro al club de la Ribera.

Un fiscal argentino ordenó ayer clausurar temporalmente dos tribunas de la Bombonera, el estadio de Boca Juniors, luego de los incidentes ocurridos en el clásico disputado entre el local y River Plate el domingo.

Durante el segundo tiempo los simpatizantes de Boca Juniors utilizaron pirotecnia, colgaron una bandera que violaba las medidas permitidas por los organismos de seguridad de la ciudad de Buenos Aires y se treparon a los alambrados, lo que obligó a interrumpir el encuentro dos veces.

Como primera medida, el fiscal de la Ciudad de Buenos Aires Martín López Zavaleta anunció que la primera medida fue clausurar las dos tribunas locales, y agregó: “Se secuestraron las imágenes fílmicas. No se descarta nada. Iniciamos la causa de oficio. Hay responsabilidades que tenemos que determinar”.

Luego, agregó: “El operativo falló porque dentro del estadio no tendrían que haber estado toda esa pirotecnia y todas esas banderas. La investigación es para saber quién falló y quién no cumplió con su rol”.

Ya por la tarde, y acompañado con 15 efectivos de la Policía Federal, allanó la Bombonera, ya que entiende podría haber connivencia entre la dirigencia xeneize y la barra brava de Boca.

Cuando se jugaban 30 minutos del segundo tiempo, y curiosamente cuando Boca estaba más cerca de ponerse 2 a 1, los hinchas locales provocaron la detención del partido por encender bengalas, petardos y fuegos de artificio, treparse a los alambrados y exhibir banderas provocadoras para con sus rivales.

Los incidentes ocurrieron en forma simultánea en distintos sectores del estadio, por lo que se sospecha que pudo haber sido premeditado.

“Se procedió a la clausura de la primera y segunda tribuna del estadio luego de que se secuestraran alrededor de cien restos de cartuchos de bombas de humo, bombas de estruendo y bengalas; es para resguardar la prueba”, declaró el fiscal Martín López Zavaleta en radio La Red.