Ferguson se irá por la puerta grande

Ferguson se irá por la puerta grande
Alex Ferguson ha sido durante las últimas décadas el técnico más influyente del mundo.
Foto: ap

MANCHESTER, Inglaterra/AP — Alex Ferguson se retirará al final de la temporada, para cerrar un glorioso capítulo de 26 años con Manchester United en el que se convirtió en el técnico más exitoso en la historia del fútbol británico.

“He pensado mucho sobre la decisión de retirarme, y no la tomé a la ligera”, dijo el escocés de 71 años en un comunicado ayer. “Es el momento adecuado”.

El club, propiedad de la familia Glazer y que se cotiza en la bolsa de valores de Nueva York, no anunció de inmediato su sucesor.

La cotización del Manchester United en la bolsa de Nueva York caía más de un 3 % en el inicio de la sesión de ayer tras conocerse el retiro de Alex Ferguson.

A poco más de media hora de iniciarse las cotizaciones en Wall Street, las acciones del club inglés bajaban en concreto un 3,14 %, si bien llegaron a caer cerca de un 5 % justo al comenzar la sesión.

Al cierre de la sesión del martes los títulos del Manchester United se habían revalorizado un 29.4 % en Wall Street, mucho más que el 14.82 % que ha subido el índice Dow Jones en ese mismo período.

David Moyes, compatriota de Ferguson y timonel de Everton, no tendrá contrato cuando termine la campaña y parece ser uno de los candidatos favoritos.

En 11 años con Everton, Moyes ha logrado un buen rendimiento con un presupuesto limitado, además de que es amigo de Ferguson desde hace tiempo.

“Es un entrenador de primer nivel”, comentó Ferguson el año pasado sobre Moyes. Ferguson participará en el proceso de contratación del nuevo técnico.

Es difícil que algún técnico en United, o en cualquier otro equipo en el mundo, alcance a igualar los logros de Ferguson.

Desde que llegó a la banca en Old Trafford en 1986, Ferguson ganó 38 trofeos, incluyendo 13 de la liga Premier, dos de la Liga de Campeones y cinco de la Copa de la FA.

“Era importante irme de la organización de la mejor manera posible, y creo que eso hago”, señaló. “La calidad de este plantel que acaba de ganar la liga, y el balance de edades que tiene, pinta bien para que continúe el éxito al más alto nivel, mientras que la estructura de las divisiones inferiores asegurará que el club tenga un futuro brillante a largo plazo”.

Ferguson ya había dado marcha atrás a sus planes de retirarse al final de la temporada de 2001-02.

Después que United conquistó su más reciente título de la Premier hace dos semanas —para llegar a 20 campeonatos del fútbol inglés— Ferguson declaró que no tenía planes de colgar los guantes. Pero ahora sólo le restan dos partidos por la liga en su ilustre carrera.

El último partido de United como local, en el que los fanáticos podrán despedirse de su adorado timonel, es el 12 de mayo contra Swansea. United luego visita a West Bromwich Albion una semana después en el que será el encuentro final del hombre que convirtió al club en uno de los más poderosos y famosos del planeta.

“Su motivación, su ambición, su talento, pasión y visión no sólo formaron a Manchester United, sino que en muchos sentidos al deporte del fútbol”, indicó el director ejecutivo de la liga Premier, Richard Scudamore.

Ferguson había dicho que sólo los problemas de salud lo obligarían a dejar el cargo, y el fin de semana se supo que tendría que ser operado de la cadera. Sin embargo, el anuncio del retiro no menciona problemas de salud.

Ferguson seguirá influyendo sobre United, ya que permanecerá como dirigente y embajador del club.

“Sus contribuciones a Manchester United en los últimos 26 años han sido extraordinarias y, como todos los fanáticos de United, quiero que sea parte de su futuro”, indicó Avie Glazer, uno de los miembros de la junta del club.

Ferguson marcó una era en United, al resucitar a un club que estaba a la deriva cuando llegó hace más de un cuarto de siglo, y luego de haber ganado un título europeo con el pequeño club Aberdeen de Escocia.

Aunque le tomó tiempo imponer su liderazgo en Old Trafford, los dirigentes demostraron un nivel de paciencia que difícilmente tienen con los técnicos de ahora.

Ferguson ganó su primer trofeo en 1990, la Copa de la FA, y en 1993 el club ganó su primer título de la liga desde 1967.

Desde entonces, convirtió a United en una potencia europea y en uno de los clubes más ricos del mundo. Además de los trofeos de la Liga de Campeones de 1999 y 2008, United conquistó cuatro Copas de Liga y el Mundial de Clubes de 2008.