Enseñe a su hijo a entender el valor del dinero

¿Cómo es que usted le da a dos niños el mismo regalo y cada uno responde de una manera diferente? Un niño dice: “¡Gracias!” El otro niño dice: “¿Solo esto?”.

Cada niño ha aprendido diferentes lecciones sobre el valor de las cosas. El niño agradecido ha aprendido a valorar lo que ahora tiene que antes no tenía. El otro niño nunca está satisfecho y no valora mucho.

Nuestros hijos aprenden su actitud hacia el dinero y los regalos de nosotros, sus padres. Y hay algunas cosas que podemos hacer para ayudarlos a aprender el valor del tiempo, esfuerzo y dinero.

Todos los niños, hasta de dos años, deben tener una tarea de la cual son responsables de completar.

Puede ser algo tan simple como recoger sus juguetes o tan complejo como cocinar una comida, todo depende de su edad.

Tener una tarea asignada ayuda al niño a aprender que él debe contribuir para el buen funcionamiento de su familia.

Él aprende que todos en la familia hacen su parte. También aprende que no hay nada gratis en la vida.

Se suele darle a los niños una asignación que coincida con su edad. Yo añadiría unos pocos dólares más para los niños en la escuela intermedia y secundaria. Estos estudiantes suelen tener más gastos, como almuerzo, útiles escolares y paseos, que rápidamente consumen su asignación.

Los padres deben usar esta asignación para ayudar a que sus hijos aprendan a usar el dinero sabiamente. Por ejemplo, enséñales a sus hijos a ahorrar, gastar, invertir, y donar con su dinero.

Cuando primero le da una asignación, explíquele a su hijo como dividir su dinero en estas cuatro partes: una parte se ahorra para compra algo caro en el futuro, otra parte se gasta ahora en lo que ellos quieren, la tercera parte la debe invertir en algo que les puede dar un buen rendimiento, y finalmente, la cuarta parte se usa para ayudar a otros. Esta es una buena manera de enseñarles a los niños cómo administrar el dinero.

Cuando mis hijos cumplieron catorce años empezaron su primer trabajo de verano. Los trabajos no eran importantes, pero trabajaron duro y ganaron un sueldo. Trabajando cada verano mis hijos aprendieron lo que toma ganar un sueldo.

También aprendieron que estudiar es importante porque los prepara a trabajar en algo que aman. Pero antes de conseguir ese primer trabajo de verano ya ellos habían aprendido como administrar su dinero y podían tomar decisiones con respecto a qué hacer con sus ganancias de verano.

Ningún padre quiere que su niño sea un ingrato. Así que, es importante ayudar a nuestros hijos a entender el valor del trabajo y el dinero.

Escriba sus comentarios en mi página

https://www.facebook.com/Dr.VasthiAcosta