Periodistas están la mira

Aumentaron las amenazas a reporteros e investigadores de medios colombianos
Sigue a El Diario NY en Facebook
Periodistas  están la mira
Algunas ediciones de la revista colombiana Semana con artículos de Ricardo Calderón, quien denunció una presunta red de corrupción por parte de militares.
Foto: AP

BOGOTA — Gremios periodísticos denunciaron ayer un aumento de las amenazas y presiones contra reporteros cuyo más reciente capítulo fue la revelación de un alto funcionario sobre un plan para asesinar a un reconocido periodista y dos investigadores.

Desde el 1 de mayo hasta la víspera se han registrado un atentado a tiros contra un periodista, la amenaza en un panfleto a un grupo de ocho reporteros del norte del país y la denuncia de un plan para matar al reportero Gonzalo Guillén y a los investigadores del grupo no gubernamental Corporación Nuevo Arco Iris, León Valencia y Ariel Avila, dedicados al análisis del conflicto armado interno colombiano.

Aunque las autoridades no han dicho aún si entre esos casos hay algún vínculo directo, voceros de gremios como la Fundación para la Libertad de Prensa y la Federación Colombiana de Periodistas así como Valencia destacaron que la nueva oleada de amenazas sería una reacción a las denuncias sobre mafias políticas regionales y a las reacciones a la negociación de paz que lleva el gobierno del presidente Juan Manuel Santos con las guerrillas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“La hipótesis principal es esa, las investigaciones que hicimos desde el 2011 sobre esas mafias políticas… y la Fiscalía viene desarrollando muchas investigaciones” a partir de los datos recabados en todo el país por Arco Iris, pero especialmente en departamentos norteños como La Guajira, Magdalena y Cesar, dijo Valencia en diálogo telefónico.

La base para reportajes de la prensa local sobre el mismo tema “somos Ariel, yo, y se metió Gonzalo Guillén… la hipótesis es que viene de allí”, añadió Valencia. Dijo que de momento no piensan abandonar el país y que cuentan con protección de escoltas y carro blindado por parte de la Unidad Nacional de Protección, que el lunes denunció un plan para asesinar a Valencia, Avila y Guillén, cuyos trabajos de investigación sobre paramilitarismo y muerte de jefes rebeldes, entre otros, han sido publicados por El Nuevo Herald y la cadena Univisión.

Esa protección en vigencia desde hace meses fue reforzada, dijo Valencia.

Andrés Villamizar, director de la Unidad Nacional de Protección, dijo que la información del plan provenía de una fuente confiable que ya en el pasado les había suministrado datos. Sobre ese plan contra los tres se tienen detalles como el nombre y alias del sicario y que tales datos fueron ya entregados a la policía, dijo Villamizar.

“Es la primera vez en mucho tiempo que tenemos información tan puntual y tan concreta…el sitio, el lugar donde se iba a realizar (el ataque), las víctimas puntuales y de una fuente que nos merece mucha credibilidad; entonces por eso hemos tomado las medidas correspondientes fortaleciendo el esquema” de protección a los tres, dijo Villamizar, cuya oficina ofrece protección en total a 7,100 personas, entre ellas 90 periodistas.

El funcionario declinó dar detalles del caso argumentando que era información sensible y en manos de las autoridades policiales para la investigación. “#Alerta . La @UNPColombia ha recibido una información muy precisa y delicada sobre un plan para asesinar a tres de nuestros protegidos”, dijo Villamizar el lunes en la red social Twitter. “Se trata de León Valencia, Gonzalo Guillén y Ariel Ávila. Los tres cuentan con fuertes medidas de protección que han sido reforzadas”, agregó.