¿Tuviste un bebé prematuro?

Cuando un bebé nace antes de la semana 37 de gestación es importante que reciba los cuidado médicos necesarios.

Guía de Regalos

¿Tuviste un bebé prematuro?
Un bebé prematuro requiere cuidados especiales.
Foto: Archivo

“El crecimiento de un niño prematuro debe de monitorearse continuamente, así como la evolución y control de posibles complicaciones inherentes a su condición. Por esta razón, las vistas al pediatra deben realizarse semanal o quincenalmente. Si el bebé evoluciona satisfactoriamente, entonces se espaciarán hasta realizarse cada mes”, explica la pediatra Karla Gabriela Hernández.

Y es que alrededor de un bebé que nace bajo esta condición, hay muchos mitos y prejuicios. Por ello la especialista comenta que puede tener un desarrollo similar al de un chico que nació a término, sin embargo es valioso subrayar que su salud puede depender de las semanas de gestación que tenía al momento de nacer, el peso, así como si presentó o no la falta de desarrollo de un órgano.

Quienes nacen antes de la semana 37 de gestación, requieren de atención médica especializada, ya que al nacer, su cuerpo aún no alcanza la madurez por lo que “necesitan un aporte extra de hierro y vitaminas, que de manera natural les brinda su madre en las últimas etapas del embarazo”, comenta la doctora.

Cabe aclarar que su sistema de defensa es diferente. Por ejemplo: hay que cuidarlos más de las infecciones estomacales, ya que su aparato digestivo aún no está completamente desarrollado, por lo que requieren de una alimentación especial.

Pero con atención médica necesaria y cuidados valiosísimos como la higiene, el apego de los padres, la vigilancia en su alimentación y, en caso de ser necesario, que acuda a terapias físicas, puede tener un crecimiento sano.

La experta comenta que algunos de los criterios que se establecen como base para determinar si el crecimiento y la salud de un niño prematuro es adecuado, consiste en revisar el peso, el cual debe ir aumentando, además de la talla y tamaño de la cabeza.

En voz de la especialista, lo ideal es que un niño que nació con un peso igual o menor a 1 kilo sea atendido por un neonatólogo: “Al ser una su especialidad de la pediatría, él tiene el conocimiento necesario para brindar atención a pequeños que nacieron prematuros, así como a los posibles padecimientos en esa etapa de la vida”.

Antes de que el pequeño salga del hospital es importante que los padres pregunten al médico sobre los cuidados que debe recibir, calendario de consultas, así como los puntos en los que deben estar atentos para asegurar su bienestar.

  • Tu hijo: Nacer, crecer y convivir, Martha Sánchez Jacob, Editorial Edimat Libros.
  • Guía de mamás primerizas, Equipo Editorial Larousse, Ediciones Larousse.

olaboración de Fundación Teletón México

“La prudencia empodera tus palabras”

Bojorge@teleton.org.mx