‘Una filtración muy seria’

Fiscal general defiende rastreo en agencia noticiosa

Guía de Regalos

‘Una filtración muy seria’
Imagen de la fachada de la agencia de noticias Associated Press (AP) en su sede de Nueva York.
Foto: EFE

WASHINGTON, D. C. (Notimex).— El procurador genral de Estados Unidos, Eric Holder, defendió ayer la decisión del Departamento de Justicia de investigar a reporteros y editores de la agencia The Associated Press (AP) bajo el argumento de que fue parte de una pesquisa sobre una filtración informativa.

Holder sostuvo, sin embargo, no estar familiarizado con los detalles de las decisiones que llevaron a emitir el citatorio para revisar los registros telefónicos de los periodistas pues decidió recusarse del caso conducido por los procuradores adjuntos.

Pero “esta fue una filtración muy seria, muy, muy seria… Y tratar de averiguar quien es responsable requirió una acción agresiva”, justificó en rueda de prensa.

Los registros telefónicos fueron parte de una pesquisa criminal de información filtrada sobre una operación de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en Yemen que reveló un fallido complot de Al Qaeda en la primavera del 2012 para detonar una bomba en un aerolínea con destino a Estados Unidos.

El Departamento de Justicia obtuvo los registros telefónicos de al menos cinco reporteros y un editor de la AP que participaron en esa nota publicada el 7 de mayo del año pasado.

Los registros incluyen tanto llamadas de entrada como de salida, la duración de estas y los números privados de reporteros y de las oficinas de la AP en Nueva York, Washington y en Hartfort, Connecticut.

“He sido fiscal desde 1976 y esta se encuentra entre la más serias de las filtraciones. Puso al publico estadunidense en riesgo y no es una hipérbole, puso al pueblo estadunidense en riesgo”, dijo Holder.

Cuestionado para detallar en forma la filtración que puso en riesgo al público estadunidense, Holder declinó responder. Tampoco aclaró porque a la agencia no se le ofreció la oportunidad de coadyuvar de manera voluntaria.

Holder se limitó a responder que se recusó a fin de enfatizar el carácter independiente de la investigación y evitar la apariencia de un conflicto de intereses. No aclaró la fecha en la que lo hizo.

La AP informó la víspera que el Departamento de justicia tuvo acceso a dos meses de registros telefónicos de reporteros y editores sin que diera a conocer la razones.

En una carta al procurador general Eric Holder, el presidente de la AP, Gary Pruitt, calificó la acción oficial como una “intrusión masiva y sin precedentes” en los métodos de recolección de información de un medio de comunicación.

“No existe una justificación posible para tal recolección general de las comunicaciones telefónicas de Associated Press y sus reporteros”, escribió Pruitt.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, reiteró este martes que el presidente Barack Obama no tenía ninguna información de alguna acción del Departamento de Justicia para tener el récord telefónico de Associated Press.