Knicks a frenar el ‘bullying’

Knicks a frenar el ‘bullying’
Carmelo Anthony frustrado por el escaso apoyo de la ofensiva.
Foto: ap

Nueva York — El ‘bullying’ o matoneo no se ve únicamente en las escuelas. Lo hemos visto de manera latente durante la serie semifinal entre los Knicks y Pacers, que dominan éstos últimos 3-1 al mejor de siete encuentros.

Ha sido un abuso sistemático, constante y, en algunos momentos humillante.

Indiana, la mejor defensa de la liga en la temporada regular, ha controlado todas las fases del juego, empezando por los rebotes, tanto defensivos como ofensivos, haciendo lucir a hombres como Tyson Chandler como un mísero mortal.

Hoy se disputa el quinto juego en el Madison Square Garden y la necesidad de Nueva York se palpita en todas sus líneas, empezando con su principal figura, Carmelo Anthony, quien ha cargado con el peso ofensivo de su equipo ante la desaparición de hombres como J.R Smith y Raymond Felton.

En las dos últimas derrotas se vio un quinteto intranquilo, inquieto y a veces tan perdido como un viajero en el desierto, sin saber hacia qué rumbo dirigirse.

Indiana ha elevado su juego, sólido en defensa y mortal en el ataque, especialmente dentro de la pintura. Los Knicks han abandonado su escencia natural: mover el balón, controlarlo y abrir espacios para capitalizar fuera del perímetro y en la línea de tres.

Esta noche la misión es con carácter de urgencia. Y no será fácil. Indiana nunca ha perdido una serie cuando se encuentra con ventaja 3-1; los Knicks, por su parte, nunca han remontado cuando se encuentran en desventaja 3-1. Los números no apoyan a los de Woodson y sus muchachos, pero eso debe quedar solo en eso, simple estadística. La presión está al maximo y la consigna es: ganar hoy y dejar hasta la última gota de sudor el sábado para tratar de forzar un improbable séptimo juego.

Es hora de parar el ‘bullying’ y responder con firmeza, al estilo Nueva York!