Olimpia quiere recuperar memoria

Asunción/EFE — El Olimpia paraguayo confía en el apoyo de su afición para lograr hoy el acceso a los cuartos de final de la Copa Libertadores ante el Tigre argentino, que participa en la competición por primera vez e intentará defender el 2-1 de la ida para continuar haciendo historia en el torneo continental.

La última vez que el ‘Decano’ asunceno jugó los cuartos de final de la Libertadores fue en 2002, año en el que terminó ganando la competición.

El encuentro se ha calentado en las últimas horas con el enfrentamiento dialéctico entre los entrenadores de ambos equipos, ante la negativa del Olimpia de que el Tigre entrenara y reconociera el césped del estadio Defensores del Chaco, en el que se jugará el encuentro.

“Me llama la atención que no nos dejen reconocer la cancha. Sólo vamos a poder pisar un poco el césped. Eso está muy mal”, declaró el entrenador de Tigre, Néstor Gorosito, quien aseguró que la historia del Olimpia, club que cuenta con tres Libertadores en su palmarés, no influirá en el partido.

El técnico local, Éver Hugo Almeida, respondió diciendo que “es lógico que Gorosito no reconozca la historia de Olimpia porque Tigre no tiene historia”, algo que ha enrarecido el ambiente para el partido.

El Olimpia confía en abarrotar el Defensores del Chaco para lograr la remontada y el acceso a cuartos de final, tras el polémico partido de ida, cuyo arbitraje indignó a los jugadores y cuerpo técnico del equipo.