Boricua Robles en el marco de Red Bulls

Boricua Robles en el marco de Red Bulls
Luis Robles, el meta titular de los Red Bulls, se ha convertido en pieza clave para el éxito del equipo en esta temporada con sus espectaculares atajadas.
Foto: AP

NUEVA YORK — Luis Robles es un boricua como cualquier otro: trabajador, aficionado al béisbol y con paladar por un buen lechón en Navidad.

Lo único que no cuadra es que Luis Robles, orgulloso borincano, es el arquero titular de un equipo de fútbol, el Red Bulls.

Como a cualquier chico de origen puertorriqueño, su padre le enseñó a jugar baloncesto y obviamente béisbol, pero un día, cuando tenía nueve o 10 años, Robles descubrió el fútbol y todo cambió para él, aunque su padre no entendía bien lo que era ese juego.

“Cuando mi papá escuchó acerca del fútbol, se preguntó qué era este deporte. Pero cuando comencé a practicarlo, lo disfruté bastante”.

A casi 20 años de eso, el deporte de las patadas ha encontrado un lugar en el corazón de su padre, aunque aún causa cierto asombro entre sus familiares en la isla.

“Mi padre ahora lo adora, pero mis primos y mis familiares en Puerto Rico a veces se preguntan cómo se juega esto. Ya cuando lo ven, parece que les gusta”, comentó.

Fue así que se comenzó a forjar el camino de Robles, quien se ha afianzado como el meta titular del Red Bulls, a quienes ha salvado en más de una ocasión en esta temporada de la MLS.

Ahora este latino se ha establecido como figura importante del accionar de su equipo, al grado de que el delantero Thierry Henry ha destacado sus actuaciones.

“Gran parte de que estemos obteniendo los resultados se debe a que Luis nos ha salvado en momentos críticos”, dijo el atacante galo.

Tras una de las prácticas en el Red Bull Arena, Robles se tomó unos minutos para responder a preguntas sobre el fútbol y su vida.

¿Dónde comenzaste a jugar fútbol?

En Sierra Vista, Arizona, en donde nací y crecí. Ahí conocí a un grupo de muchachos con los que jugaba todo el tiempo.

¿Esperabas convertirte en futbolista profesional?

De niño siempre pensé en ser un atleta profesional, sólo que pensaba que iba a ser jugador de béisbol. Pero conforme crecí y me desarrollé en el fútbol comencé a verlo como mi camino.

¿Qué expectativa tenías cuando llegaste a Red Bulls?

Al regresar de Alemania, no sabia lo que se venía. Aunque mi esposa y yo rezamos mucho no sabíamos qué era lo que se avecinaba. Cuando la oportunidad de venir a Nueva York se dio, fue una sorpresa muy placentera. En el equipo siento que mostré de lo que soy capaz.

¿Cómo te has sentido esta temporada, tu primera completa, con el Red Bulls?

Ha habido partidos de los que estoy muy contento, pero también he tenido otros que me han mostrado que tengo mucho que aprender para mejorar. Creo que en los últimos partidos nuestra defensa ha jugado muy bien.

¿Contento con el fútbol que han jugado en lo que va de la temporada?

Hemos tenido buenas actuaciones en los últimos partidos. Tuvimos un inicio duro, pero eso era de esperarse porque aún estábamos tratando de ajustarnos a la nueva formación y a las personalidades.

¿A quién admiras?

A mi padre. Mi papá me enseñó a ser consistente todos los días. Yo vi la manera en que trabajó y cuán duro lo hizo. Pero además, el tiempo que nos dedicaba a mi hermano y a mí. Jugaba con nosotros y nos eneseñó a lanzar la pelota. El era más viejo que todos los padres de mis amigos, pero él siempre estaba muy involucrado en nuestras vidas. Aunque tuve atletas a los que admiraba, mi papá era esa figura clave en mi vida.