Caso de Angelina Jolie es poco común entre hispanas

Oncóloga y hematóloga especializada en cáncer de seno asegura que en la población hispana sólo el 1% tiene el gen BRCA1 y BRCA2 positivo
Caso de Angelina Jolie es poco común entre hispanas
Foto: Archivo

Nueva York – La decisión de la actriz Angelina Jolie, de extirparse ambos senos para prevenir el cáncer, no debe causar pánico entre las latinas. Según expertos, el gen que tiene la actriz – BRCA1– y que la disponía en 87% a padecer la enfermedad, no es común entre las hispanas.

“Hay dos tipos de gen BRCA1 y BRCA2, y es más común en personas de origen judío, del norte de Europa y de origen mediterráneo (los abuelos de Jolie son de Francia, Holanda, Alemania y Eslovaquia). En la población hispana sólo el 1% tiene este gen positivo”, explicó la doctora Gladys Rodríguez, oncóloga y hematóloga especializada en cáncer de seno.

“En los hispanos vemos una variación del gen que ahora lo llaman ‘BRCA Hispanic‘, que es diferente del que tuvo la señora Jolie, y que es más común en pacientes latinas de origen español o europeo”, aclaró la oncóloga.

Por su parte, el doctor Alvaro Carrascal, portavoz de la Sociedad Americana del Cáncer (ACS), enfatizó que, aunque las mutaciones del gen BRCA 1 y 2 sí existen entre las latinas, no hay suficiente evidencia sobre la frecuencia del mismo entre las mujeres de esta raza.

“La presencia de estos genes no quiere decir que la mujer va a desarrollar cáncer de seno; sólo que el riesgo es alto. De igual manera, la mastectomía preventiva reduciría el riesgo, pero no lo eliminaría”, dijo el experto.

“No existe información fidedigna sobre la frecuencia de mastectomía preventiva doble en mujeres latinas”, informó el representante de la ACS.

Como ocurrió con Jolie, para descubrir si se es portador del gen BRCA1, la mujer debe realizarse un examen genético, por medio de muestras de sangre, cuyo costo promedio es de $3,000 y no es cubierto por todos los seguros médicos.

Sin embargo, tanto Carrascal como Rodríguez recomiendan esta prueba sólo para aquellas hispanas que tienen dos o tres familiares cercanos con historial de cáncer de seno, como la mamá, una hermana y la abuela.

“En esas familias el gen puede ser positivo y, si ese es el caso, esa persona puede tener 80% de posibilidades de desarrollar cáncer de seno en su vida”, dijo Rodríguez. Agregó que estas personas tendrán también 40% de riesgo de cáncer de ovario.

En caso de que la mujer sí tenga historial familiar de cáncer de mama, pero se trata de alguien muy joven, no necesariamente tiene que hacerse una mastectomía tan temprano como decidió hacerlo Jolie, de 37 años.

“Usualmente yo le digo a mis pacientes jóvenes que no tienen que considerar hacerse la mastectomía sino hasta que llegan a los 50 años, porque el riesgo aumenta después de esa edad. Primero deben hacerse sus mamogramas y una resonancia magnética del seno que es más específica”, sugirió Rodríguez.

Por su parte, el doctor Carrascal aconseja a las mujeres portadoras de estos genes que consulten de forma repetida con sus médicos, que revisen todas las alternativas disponibles y que soliciten una segunda opinión.

“Si no existen antecedentes familiares ya descritos, la Sociedad Americana del Cáncer recomienda visitar al médico una vez al año y someterse a una mamografía cada año de los 40 en adelante”, dijo.

“No hay razón para alarmarse. Nada ha cambiado radicalmente de la situación que existía antes del caso de Angelina Jolie”, aseguró Carrascal.

Como manera preventiva, el médico sugiere a las latinas mantener un peso ideal, una dieta sana, reducir o eliminar el consumo de alcohol y mantener un régimen de actividad física regular.

Se estima que en Estados Unidos entre el 5 y el 10% de los cánceres de mama están relacionados a mutaciones dañadas del gen BRCA 1 y 2.

Para más información sobre este tema puede visitar: cancer.org/espanol.