Tumba de Videla es un secreto

Sigue a El Diario NY en Facebook
Tumba de Videla es un secreto
Un hombre lee un diario con la noticia de la muerte del exdictador Videla.
Foto: EFE

Buenos Aires/EFE — Los familiares de Jorge Rafael Videla, fallecido el viernes a los 87 años, mantienen en absoluta reserva cuál será el destino final de los restos del exdictador argentino, que permanecían ayer en una morgue en Buenos Aires.

El cuerpo de quien gobernara de facto Argentina entre 1976 y 1981 fue trasladado en la tarde del viernes para la realización de una autopsia a la morgue judicial del Cuerpo Médico Forense de Buenos Aires, donde aún permanecía hoy, según informaron medios locales.

Videla fue hallado muerto en la mañana en una cárcel de la localidad bonaerense de Marcos Paz, donde purgaba condenas a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar (1976-1983).

El Servicio Penitenciario Federal informó en un comunicado que Videla fue encontrado en su celda sin pulso ni reacción pupilar, por lo que se le realizó un electrocardiograma para constar su muerte.

Un juez de la localidad bonaerense de Morón dispuso la realización de una autopsia al cadáver, cuyo resultado no ha sido aún difundido públicamente.

Los familiares de Videla no se han pronunciado sobre la muerte del exmilitar y mantienen en absoluta reserva cuándo y dónde serán sepultados los restos del exdictador.

Lo que sí se ha confirmado es que Videla no recibirá ningún honor militar en su funeral, debido a una decisión del Ministerio de Defensa argentino.

Portavoces del Estado Mayor General del Ejército argentino explicaron que ello se debe a que “Videla fue destituido del Ejército” y a que, además, está vigente desde 2009 una resolución de la entonces ministra de Defensa, Nilda Garré, que prohíbe dar honras en los funerales a miembros de las Fuerzas Armadas involucrados en causas relacionadas con violaciones a los derechos humanos.

La noticia de la muerte del exgobernante de facto ha causado gran impacto en la sociedad política argentina, que al unísono renovó su condena hacia el régimen dictatorial, y hoy es centro de todas las portadas de la prensa local.

También ayer han aparecido cerca de una veintena de avisos fúnebres dando cuenta de la muerte de Videla, a quien recuerdan como alguien “injustamente” encarcelado.

Los avisos, publicados en el diario La Nación, de Buenos Aires, son en total 18, varios con la firma de exmilitares, pero ninguno con la de su familia.

En ellos los firmantes despiden “con profunda tristeza al general Videla, injustamente privado de su libertad, pidiendo a Dios recompense a él y su familia por los sufrimientos padecidos”.