¡Casi no los reconocemos!

Nueva York — Aunque es verdad que con la popularidad llega también el dinero y, en muchos casos, las cirugías plásticas, lo cierto es que este grupo de estrellas (con o sin bisturí) han cambiado tanto, que por momentos parecen personas diferentes. Si no lo cree, juzgue usted mismo.

Aunque siempre ha sido atractiva, lo cierto es que “La Diva de El Bronx” ha sufrido una profunda transformación en la última década, que incluye una supuesta cirugía de nariz, posible aumento de labios y pómulos, cabello más claro y piel absolutamente bronceada.

No sabemos exactamente si es algún problema de tiroides, pero lo cierto es que “El Sol de México” anda pasadito de peso últimamente…y no nos olvidemos de su piel desgastada y roja (tal vez por tanto bronceado).

Creemos que el cabello rubio y la pérdida de peso le dieron un giro trascendental a la apariencia física de la colombiana, quien por cierto se ve bastante bien tan solo meses después de haber tenido a su bebito Milán.

Era una chica rubia bastante esbelta. Luego quiso desplegar una imagen de “gata”, para lo cual procedió a pintarse el pelo de negro, además de ganar unas cuantas libras. Actualmente se le ve de nuevo con el pelo rubio pero las libras de más se le doblaron (otra transformación para mal).

Esta es otra estrella que siempre ha sido bella, sin embargo de la actriz y cantante son evidentes su cirugía de nariz, depilación de cejas, y aunque no sabemos la razón, su piel luce bastante más clara que en sus inicios (muy al estilo de Michael Jackson).