Colombianos giran entre primeros

Redacción de deportes / EFE —El ciclista italiano Giovanni Visconti (Movistar) se llevó el triunfo en la dura y exigente décimo quinta etapa del Giro de Italia, entre de Cesana Torinese y la estación francesa de El Galibier, que sirvió para confirmar el buen estado de forma del italiano Vicenzo Nibali (Astana) que consolidó un día más su camiseta de líder.

La jornada fue un homenaje a Marco Pantini. En el Galibier fue donde cimentó uno de sus mayores éxitos en 1998 al ganar el Tour y Giro, pues debido a las condiciones climatológicas la meta se recortó cuatro kilómetros y el final quedó próximo a la curva donde se encuentra el monolito en memoria de Pantani, fallecido el 14 de febrero del 2004.

Visconti, que se afianzó en el podio de la montaña, invirtió en los 144,8 kilómetros de viaje 4 horas, 40 minutos y 48 segundos. Tras él cruzaron la línea de meta el colombiano Carlo Alberto Betancur y los polacos Przemyslaw Niemiec y Rafal Majka a 42 segundos; mientras que el grupo del líder Nibali lo hizo a 54 segundos.

La general no sufrió cambios con Nibali, conocido como el “tiburón de Messina”, al frente seguido de Cadel Evans a 1:26 y del colombiano Rigoberto Urán a 2:46 minutos.

En el tramo final, Visconti echó mano de la reserva y bajo una copiosa nieve dosificó los segundos que le separaban de Betancur y de los polacos Niemiec y Majka que dejaron al grupo principal donde estaban Nibali, Evans y Urán.