Líder sirio se aferra al poder

Buenos Aires/EFE — El presidente de Siria, Bachar al Asad, rechaza la posibilidad de renunciar al poder para concluir la crisis en su país ya que ha sido elegido y “es el pueblo quien decide mi permanencia”.

En una entrevista publicada ayer por el diario argentino “Clarín”, la primera que concede a un medio hispano desde el inicio de la guerra, Al Asad considera “inadmisible” que se diga que tiene que irse porque “Estados Unidos lo quiere o porque los terroristas lo piden”, en referencia a la oposición.

El mandatario achaca a múltiples elementos la extensión y profundización de la crisis en Siria, “el más importante es la intervención externa”.

Cuándo se le plantea que, según la ONU, la guerra ha causado más de 70,000 muertos, indica que “habría que preguntar a quienes plantean esas cifras la credibilidad de sus fuentes” y añade que muchos de los muertos “son extranjeros que vinieron a matar al pueblo sirio”.