Ni lluvia frenó caminata contra VIH

Ni lluvia frenó caminata contra VIH
El Parque Central volvió a ser el escenario donde se cumplió una edición más d el 'AIDS Walk New York 2013'.
Foto: EDLPFotos Pedro Frisneda

Nueva York — Ni la lluvia y el mal tiempo pudieron detener a más de 30,000 personas que se dieron cita ayer, en el Parque Central de Nueva York, para participar en la ‘Caminata por el Sida’ (‘AIDS Walk New York 2013’), el evento de recaudación de fondos para la lucha contra el VIH, más grande y antiguo del mundo.

Este año, en su edición número 28, el ‘AIDS Walk’ logró recaudar más de $5 millones, fondos que beneficiarán a la organización ‘Gay Men’s Health Crisis’ (GMHC), que patrocina y realiza el importante evento, así como a otros 50 grupos locales que prestan servicios y que luchan contra esta enfermedad.

En la caminata participaron grupos de trabajadores, estudiantes, amigos, familiares, miembros de congregaciones religiosas, cívicas y comunitarias. Como todos los años, la presencia de latinos fue muy destacada.

Este fue el caso de la puertorriqueña Nilda Martínez, de Brooklyn, quien caminó junto a su nieta, Lynn Soto, para recordar a un familiar fallecido a causa del Sida.

“Yo camino en honor a mi hijo, que murió de Sida en el 90. Esta caminata es por una causa muy buena, y creo que la gente debería participar más”, dijo Martínez, quien a pesar de sus 60 años realizó el recorrido completo.

Su nieta también destacó la importancia de ser parte de este de evento. “Yo camino todos los años y cada vez que vengo me siento alegre de ver tanta gente que viene y que colectan tanto dinero para muchos que lo necesitan”, dijo Soto.

Los fondos recaudados permiten, entre otras cosas, que el GMHC y otras organizaciones locales, siga sus campañas de eduación, concientización y prevención del VIH/Sida, enfermedad que afecta de manera desproporcionada a los latinos de Nueva York.

Unos 1.2 millones de estadounidenses están viviendo con VIH y la ciudad de Nueva York sigue siendo el epicentro de la epidemia. Lo más preocupante es que se cree que una de cada cinco personas que están viviendo con VIH ahora mismo no sabe que tienen el virus, y al no saberlo no se están protegiendo a ellos mismos, no están protegiendo a sus seres queridos, y no están recibiendo atención médica necesaria.

Por ello, la educación y la prevención siguen siendo las mejores herramientas en esta lucha. Es importante hacerse la prueba y saber cuál es su estatus.