Djokovic llama al ‘fair-play’

Berlín/Notimex — A pocas horas de que inicie el torneo Roland Garros, el serbio Novak Djokovic dijo que lo mejor en el tenis actual es el respeto por los demás, dignidad y “fair-play”, contrario a las declaraciones del veterano ex jugador estadounidense Jimmy Connors, quien afirmó que las rivalidades más atractivas fueron en los años 70 y 80.

El número uno de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP), respondió así a las palabras de Connors, uno de los grandes jugadores de todos los tiempos, quien considera que la “rivalidad” entre Roger Federer, Rafael Nadal y Djokovic es “muy blanda”.

“No estoy en absoluto de acuerdo, no creo que debas faltarle al respeto a tu rival para que la competencia sea más fuerte en el deporte. Por el contrario, que rivalizas, compites y luchas por los trofeos más grandes, pero debes respetar a los demás, debes tener dignidad y “fair-play”, porque eso es lo mejor que tenemos en el tenis”, dijo en entrevista para medios alemanes.

En ese sentido, “Nole” definió al suizo Federer como “muy responsable, muy competitivo y profesional”, mientras que del español Nadal dijo que es “apasionado, sangre caliente y muy humilde”.

Sobre él dijo: “Estoy comprometido y dedicado a este deporte que tanto amo. Tengo que ser responsable ante tanto éxito, pero la base es la misma, porque tengo a mi familia y los mismos amigos. Nunca se debe olvidar de dónde vienes y las experiencias que tuviste de niño”.

Sobre esas experiencias, entre las que está haber vivido la Guerra de los Balcanes y en información que retoman medios deportivos de otros países, el tenista expresó que la imagen internacional de Serbia es mala debido a que “la prensa viene siendo muy negativa desde hace 20 años. Cuando se habla de Serbia, el principal objetivo de la prensa es el lado negativo”.

Novak Djokovic, quien hoy celebrará su cumpleaños 26, conquistó este año por primera vez en su fructífera carrera el certamen de Montecarlo, y a partir de la semana próxima intentará conquistar el Roland Garros, único de los cuatro torneos de Grand Slam en los que no alzó el trofeo de campeón.