Piden mantener estímulos a la economía

Ben Bernanke, afirmó que existen signos de "mejoría" en la economía.
Ben Bernanke, afirmó que existen signos de "mejoría" en la economía.
Foto: ap

Washington/Notimex — El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, defendió ayer ante el Congreso la necesidad de mantener la política de estímulo a la economía estadunidense, aunque dejó abierta la puerta a posibles ajustes si mejora el mercado laboral.

Al comparecer ante el Comité Conjunto del Congreso, Bernanke reconoció los inconvenientes de mantener las tasas de interés en niveles extraordinariamente bajos, pero sostuvo que un cambio en la política sería lesivo al proceso de recuperación económica.

“Un estrechamiento prematuro de la política monetaria podría provocar un aumento temporal de las tasas de interés, pero también conllevaría el riesgo sustancial de desacelerar o acabar con la recuperación económica, y reduciría aún más la inflación”, explicó.

“Más aún, una nueva debilidad económica tiene sus propios riesgos para la estabilidad financiera, porque sólo una economía sana puede producir tasas de ganancias reales sustentables para ahorradores e inversionistas”, subrayó.

El Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal decidió este mes mantener sin cambios la tasa de fondos federales y continuar la compra de valores respaldados por hipotecas y notas del Tesoro por $85,000 millones mensuales.

La tasa de desempleo de Estados Unidos se ubicó en 7.5% en mayo, lo que representó una baja de una décima de punto respecto al mes precedente, gracias a la adición de 165 mil nuevos empleos no agrícolas.

Durante la sesión en el Congreso, Bernanke abrió la posibilidad de atemperar la política de estímulo si subsiste la recuperación del empleo. “Si mejoran las perspectivas del mercado laboral, responderíamos a eso”, dijo.

Al final de su pasada reunión del Comité de Mercado Abierto, el banco central destacó que la inflación se mantiene por debajo de su objetivo de largo plazo, con excepción de las fluctuaciones coyunturales reflejadas por los precios de los energéticos.

El Comité mantuvo por ello su política de compra de $40,000 millones al mes de valores respaldados por hipotecas y $45,000 millones de notas del Tesoro.

También decidió continuar con su política de reinvertir los pagos del principal de su exposición en deuda y de valores garantizados por hipotecas.