Caen embarazos entre jóvenes hispanas

Sin embargo, la reducción no fue muy significativa en Nueva York y Nueva Jersey
Caen embarazos entre jóvenes hispanas
El informe se basa en los certificados de nacimiento entre los años 2007 y 2011.
Foto: archivo

EDITORES: AMPLIA con declaraciones, detalles y contexto. AGREGA foto: Con AP Fotos.Nueva YORK/AP — El índice de embarazos entre adolescentes en Estados Unidos cayó a un mínimo récord y refleja una baja significativa en casi todos los estados del país, pero la caída es más dramática entre las hispanas y en varios estados de la zona de montaña, mostró un nuevo informe del gobierno dado a conocer ayer.

En 22 estados, el índice de embarazo entre las hispanas adolescentes bajó por lo menos 40%, un hecho descrito de “asombroso” por el autor principal del informe, Brady Hamilton, de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Sin embargo, el mapa y las estadísticas por zonas muestran que en los estados de Nueva York y Nueva Jersey, la reducción no fue tan significativa como en otras áreas.

Mientras que en el primero se produjo una baja de entre el 20 al 29% en el segundo la caída fue de 30 a 39%.

En todos los estados, excepto Virginia Occidental y Dakota del Norte, se mostraron bajas importantes en un período de cinco años, pero en los estados de la zona de Montaña —Arizona, Colorado, Idaho, Nevada y Utah— las tasas bajaron un 30% o más.

No se sabe exactamente qué factores han impulsado esa baja, pero los expertos opinan que las razones son complicadas y probablemente varían de un estado a otro. El índice nacional ha estado bajando desde 1991, excepto por una breve interrupción en 2006 y 2007.

El informe de los CDC se basa en los certificados de nacimiento de 2007 a 2011. El año pasado, el CDC anunció una mejora general en el índice de embarazo adolescente: un récord mínimo de 31 nacimientos por cada mil adolescentes de entre 15 y 19 años. Eso se compara con 42 nacimientos por cada mil cinco años antes.

La baja en los últimos cinco años coincidió con una declinación generalizada de los nacimientos, que los expertos atribuyen a que la debilidad de la economía ha reducido el entusiasmo por tener hijos.

Las mujeres hispanas han sido parte de esa tendencia, posiblemente debido a la situación económica y a la ofensiva contra la inmigración ilegal en algunos estados, que reducen el número de hispanas jóvenes que llegan de México y otros países, dijo John Santelli, profesor de Población y Salud Familiar de la Universidad de Columbia.

Eso significa que los nuevos inmigrantes tienen un impacto menor en las estadísticas de nacimientos y que las familias de segunda y tercera generación tienen más influencia.

A medida que el tiempo pasa, los hispanos —al igual que otros grupos de inmigrantes de épocas anteriores— tienden a adoptar las costumbres y hábitos del resto de la población de país.

“Hay más atención en temas como la educación, las carreras y el futuro”, dijo la doctora Janet Realini, directora de Healthy Futures, una organización de San Antonio, Texas, que se dedica a prevenir el embarazo entre adolescentes y los embarazos no planeados.

Sin embargo, el índice entre las hispanas es aún mucho mayor que los de las blancas y negras en la mayoría de los estados con grandes poblaciones hispanas, como California, Texas, Nueva York, Nueva Jersey, Arizona, Colorado, Nuevo México y Georgia.

Texas tiene el mayor índice de embarazo adolescente del país, casi 43,000 en 2011. Casi dos terceras partes eran madres hispanas.

Pero la mejora general es algo digno de celebrarse, dijo Bill Albert, jefe de programas de la Campaña Nacional para la Prevención del Embarazo Adolescente y no Planeado.

“Los factores geográficos, políticos o de programas no pueden explicar esa baja general”, dijo Albert en un mensaje electrónico. “El crédito es para las adolescentes, que toman mejores decisiones sobre sus relaciones sexuales, la contracepción y su futuro”.