Cumbre en Cali llena de potencial

Cumbre en Cali  llena de potencial
Los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos (centro), de Chile, Sebastián Piñera, (derecha), y de Perú, Ollanta Humala, durante un encuentro en Cali.
Foto: EFE

BOGOTA/EFE — El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, recibió ayer la presidencia pro tempore de la Alianza del Pacífico de manos de su colega chileno, Sebastián Piñera, al inicio de la cumbre de este organismo que se celebra en Cali.

Piñera señaló su “tremenda satisfacción” por entregar la presidencia de la Alianza, formada por Colombia, Chile, Perú y México, a Santos y le advirtió de que “tiene por delante una agenda tremendamente ambiciosa”.

A esto, Santos respondió con solemnidad: “asumo esta presidencia pro tempore con ganas de hacer grandes cosas”, convencido del “inmenso potencial” de este mecanismo de integración siempre que haya un trabajo conjunto y “metas ambiciosas”.

“Vamos a continuar avanzado como lo hemos hecho bajo la batuta del presidente Sebastián Piñera, espero estar a la altura de lo que hizo Chile”, deseó el mandatario colombiano, encargado desde ahora del programa de trabajo y de los encuentros de la Alianza durante un año.

Santos recordó que Piñera asumió la presidencia del bloque en junio de 2012 en el observatorio astronómico de Paranal, en la ciudad chilena de Antofagasta, “muy cerca de las estrellas”.

“Ahora estamos en Cali, la capital de la salsa, donde tenemos los pies sobre la tierra y nos movemos bastante rápido”, dijo a modo de eslogan de lo que será su labor al frente de la Alianza del Pacífico.

La Alianza, que reúne a las economías más dinámicas de América, se fundó el 6 de junio de 2012 en Chile y celebra en Cali su séptima cumbre.

Acuden con presencia mandatarios y representantes de los países observadores, entre ellos España, Costa Rica, Guatemala y Canadá.Los miembros de la Alianza suman 210 millones de habitantes, el 35% de la población de América Latina y el Caribe calculada en unos 603 millones de personas, el Producto Interno Bruto combinado de los cuatro países asciende a $1.5 billón y el comercio intrarregional es de $18,000 millones, el 50% de la región, según el Banco Interamericano de Desarrollo.

La tasa de crecimiento del PIB de los cuatro países fue 5% en 2012, por encima en 1.9 puntos porcentuales respecto del crecimiento promedio de América Latina y el Caribe, de acuerdo con el Ministerio de Comercio Exterior colombiano.