El FMI mantiene su confianza en Lagarde

El FMI mantiene su  confianza en Lagarde
Christine Lagarde, directora del FMI./Archivo
Foto: ap

Washington/EFE — El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo que mantiene su “confianza” en su directora gerente, Christine Lagarde, citada por la Justicia francesa para responder sobre su papel en la indemnización millonaria concedida en 2008 a un empresario cuando era ministra de Finanzas en su país.

El portavoz del FMI, Gerry Rice, dijo ayer en su rueda de prensa quincenal que el Directorio Ejecutivo, el principal órgano rector del Fondo, ha sido informado “recientemente” sobre las últimas novedades del caso y mantiene su “confianza” en la capacidad de Lagarde para dirigir la institución internacional.

El portavoz se ciñó a las líneas de la declaración de confianza que el Directorio Ejecutivo emitió en marzo, cuando el apartamento de Lagarde en París fue registrado por los investigadores.

La directora gerente está llamada a comparecer ante los jueces instructores en el Tribunal de Justicia de la República por su papel en el caso de la indemnización pública millonaria al empresario Bernard Tapie en 2008 cuando era ministra.

Al llegar al FMI, Lagarde pidió que se le retirara la inmunidad diplomática que le correspondería, por lo que no podría recurrir a ella si es imputada por la Justicia francesa.

Rice recordó que el “Directorio Ejecutivo ya acordó hace algún tiempo eximirla de la inmunidad diplomática, lo que la capacita para comparecer ante un tribunal. La directora gerente fue la que pidió esta exención” para ejercer su defensa.

La declaración ante los magistrados en París podría prolongarse hasta hoy viernes y cuando termine se sabrá si no se presentan cargos o es acusada de complicidad en falsificación y malversación de fondos públicos por el procedimiento de arbitraje que eligió para poner fin al contencioso entre el Estado y Tapie.

La decisión de arbitraje tomada en 2007, cuando Lagarde era titular de Finanzas, se resolvió un año después con una indemnización de 403 millones de euros (519,8 millones de dólares) al empresario.