Mark y Gino se disputan el puesto

Mark y Gino se disputan el puesto
Mark Sánchez se entrena de la mejor manera para conservar la confianza del entrenador Rex Rayn para la próxima campaña en la NFL.
Foto: AP

Nueva York — La disputa de la titularidad como mariscal de campo de los Jets está encendida.

Mientras Mark Sánchez es considerado favorito ante Geno Smith, dado que entra en su quinta temporada de la NFL, el novato es una serie amenaza si Sánchez no elimina la pérdida de balón.

Durante la primera sesión de prácticas del equipo conocidas como OTAs, Sánchez tuvo tres intercepciones, en 11 pases.

Como “inaceptables” calificó el entrenador en jefe, Rex Ryan, las intercepciones de Sánchez.

Ryan, que siempre ha defendido al quarterback de sangre mexicana, dejó en claro que aunque sólo se trata de prácticas, no se le pasará por alto sus errores.

“Es algo bueno que la defensa haga jugadas, pero prefiero que él (Sánchez) no pierda el balón ni una vez”, declaró Ryan. “Hizo muchas cosas buenas, pero esas cosas negativas son las que al final de día te van a costar. Tenemos que hacer un mejor trabajo eliminando esas pérdidas de balón”.

Sánchez dijo que tiene confiar más en lo que hace, “saber que estoy tomando las decisiones correctas, como poner el balón en la posición correcta”, sin preocuparse si un receptor estuvo o no en el lugar adecuado. “Yo tengo que estar en mi juego, preocuparme por mí y confiar en que los entrenadores y todos vean eso; y lo verán”.

Al nuevo coordinador ofensivo, Marty Mornhinweg, le encantaría saber quién será el mariscal de campo titular antes de iniciar los campos de entrenamiento en julio, en Cortland, al norte del estado de Nueva York.

La preocupación de Mornhinweg es que mientras más dure la competencia entre los quarterbacks, el ganador de la titularidad tendrá menos tiempo para trabajar con el primer equipo ofensivo.

Por eso, Mornhinweg bien podría seleccionar al ganador de la posición para mediados de junio, tras 10 prácticas OTAs y tres minicampos.

Además de Sánchez y Smith, también están en competición Greg McElroy y Matt Simms. Y Mornhinweg quiere dar a todos ellos la misma oportunidad de demostrar sus habilidades, su capacidad de decisión, su precisión.

Quien no tiene duda de que Sánchez tendrá una buena temporada es la leyenda de los Jets, Joe Namath.

“Mark ya no es un muchachito. Lo que él paso el año pasado sólo lo fortalecerá”, manifestó Namath, el mariscal de campo que guió a los Jets a ganar el Super Bowl III en enero de 1969.

“Aunque no siga con los Jets, Sánchez jugará el tiempo que él quiera. Así de bueno es. Encontrará otro trabajo. Mientras se mantenga saludable se quedará en la NFL”., añadió.

Consultado si estaba de acuerdo con los comentarios de Namath, Sánchez respondió: “por supuesto”.

“Siento que este cuerpo de entrenadores realmente va a sacar lo mejor de mí”, añadió Sánchez. “Sólo tenemos que mantener una actitud positiva, y seguir mejorando”.

Smith, que acertó tres de 10 pases, con una intercepción, espera seguir mejorando.

“Hay mucho trabajo que hacer y voy a continuar trabajando en ello”, declaró el novato, admitiendo que hay una gran abismal entre el sistema usado en West Virginia y el de los Jets.